El ejercicio físico disminuye las consecuencias que trae consigo el COVID-19

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria producida por un virus llamado SARS-COV-2. Esta tuvo origen en China y se convirtió en pandemia. Desde entonces el planeta prácticamente se paralizó.

Luego de más de un año de la aparición de dicha enfermedad, ya están las vacunas para contrarrestarlo. Sin embargo, existen otras formas de evitar las complicaciones que esta produce. El ejercicio físico puede salvarte la vida.

El doctor Zhen Yan, investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos, planteó la hipótesis de que el ejercicio físico tendría un efecto protector en el desarrollo de la COVID-19.

“El ejercicio puede prevenir o al menos reducir la gravedad del síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), que afecta a entre el 3 % y el 17 % de todos los pacientes con COVID-19″, fue lo dicho en el comunicado por la Universidad de Virginia.

Si no lo sabías, el ejercitarse hace que mantengas el sistema inmunológico más fortalecido, además de que eliminarás toxinas malas. Concluyendo, el ejercicio físico puede llegar a ser uno de los hábitos más eficientes para evitar el contagio o las complicaciones del nuevo coronavirus. 


Siguiente