En la última fecha del grupo C de la Champions League 2018-19, Liverpool derrotó 1-0 a Nápoli en Anfield y así como el golazo de Mohamed Salah, llamó la atención la acción del minuto 12, que protagonizó Virgil van Dijk: el defensa holandés confundió el balón con una pierna de Dries Mertens y golpeó violentamente el tobillo izquierdo del delantero belga. Pese a que merecía la expulsión, el árbitro Damir Skomina solo amonestó al jugador del equipo inglés.

La brutal infracción a Dries Mertens por la que de Virgil van Dijk debió ir a la cárcel, acá:

Continúe leyendo:

*Mamá de Juan Fernando Quintero: River Plate es campeón “por él”

*¿César Augusto Londoño se burló de la caída 4-1 del Medellín ante el Junior?