Es la competencia en la que debutó Jeison Murillo con sus colores y en la cual ahora afronta un lío por una supuesta “alineación indebida”. Ese día, al lado del colombiano jugó Chumi, un canterano que tenía una sanción.

Pero, atención, porque no es una sanción cualquiera. Resulta que Chumi estaba suspendido por acumulación de amonestaciones con el equipo filial. Es decir que todo tiene que ver con otra competencia y no con la Copa del Rey. De ahí las dudas que surgen al respecto, incluso horas antes del partido de vuelta.

Por ahora se jugó la ida. El día en que Jeison Murillo debutó como jugador del Barcelona, el equipo perdió ante Levante (2-1) y ahora espera la remontada en el juego que disputará en el Camp Nou. Ahí llega con dudas, pues los servicios jurídicos del equipo rival estudian su posible alineación indebida.

Es que antes del partido de ida, el Comité de Competición había suspendido a Juan Brandariz Movilla “Chumi” por acumulación de amonestaciones en el Barcelona B. Se cree que por eso tampoco podía jugar en la Copa del Rey. Lo hizo durante 45 minutos en los que acompañó a Jeison Murillo en cancha.

Jeison Murillo
Jeison Murillo al lado de Chumi en la formación del Barcelona ante Levante.

¿Qué dice el Barcelona?

Desde el cuadro catalán parte la tranquilidad porque insisten en que no existe alineación indebida. Se basan la reglamentación sobre sanciones de carácter leve, como lo es la acumulación de amarillas. Únicamente en el caso de que Chumi hubiera visto la tarjeta roja y el Comité de Competición hubiera considerado que era una infracción grave -cuatro partidos o más-, el defensa gallego no podría haber jugado contra el Levante. Eso no pasó.