Sí pasó lo que adelantó la prensa alemana. ¡Robert Lewandowski y Kingsley Coman se pelearon y hubo golpes! El DT del Bayern lo aceptó y aseguró que ya es tema superado. No habrá consecuencias para ellos.

Más allá de las palabras y los puños que intercambiaron entre ellos, no pasará nada. Niko Kovac lo confirmó. También aseguró que fue cierta la versión que publicó BILD al decir que existió un intercambio acalorado de palabras entre ellos y que luego se dieron golpes.

Los que separaron a Robert Lewandowski y Kingsley Coman fueron Niklas Sule y Jerome Boateng. Esto sucedió en el Bayern Múnich a 6 fechas del final de la Bundesliga en la que son los líderes y campeones vigentes.

“Sí hubo una pelea entre dos jugadores que fueron nombrados en los medios”, fue lo primero que dijo Kovac el viernes en rueda de prensa. “Los tres lo discutimos después del entrenamiento y ambos se disculparon por su comportamiento. Lamentamos lo que sucedió”, agregó el DT.

Allí también confirmó que no pasará nada con ellos: “Ninguno será multado porque ambos jugadores entendieron. Y ser comprensivo es muy importante ahora. El asunto está terminado y cubierto”, concluyó Niko Kovac. “No se responderán más preguntas”.

También te puede interesar…