¿Qué son los esports y por qué son tan populares?

Los esports no son nuuvos. Desde el surgimiento mismo de los videojuegos se puede establecer su origen. Sin embargo, con los avances tecnológicos de los últimos años, tomaron más fuerza y hoy en día atraviesan por su mejor época de reconocimiento.

También se les pueden denominar como “deportes electrónicos”. Se podría establecer como fecha de nacimiento la década de los 80, con la aparición de los primeros videojuegos, unos muy populares que sirvieron de inspiración para organizar grandes competiciones.

Los esports hoy

En los últimos años los avances dan cuenta de la presencia de jugadores profesionales, como de millones de aficionados, que siguen de cerca las transmisiones desde sus casas (internet) o en el punto mismo de encuentro.

Las competencias tienen convocatorias tan importantes como los deportes más tradicionales y populares. Se tienen registros de llenos en estadios de Seúl, Berlín o Nueva York. A nivel de transmisiones ya ocupan un lugar importante dentro de los eventos más tradicionales en cuanto a la audiencia se refiere.

Se estima que en la actualidad hay más de 300 millones de personas en todo el mundo que siguen los esports. Solo por citar un ejemplo, una de las finales del League of Legends tuvo 36 millones de seguidores. Eso es más de lo que se ha presentado en una final de baloncesto.

¿Son un deporte?

Llamarlos deporte como tal es una de esas controversias que siempre estarán. A menudo se suele pensar que si no hay actividad física no debería considerarse en ese rango. Una versión poco acertada, según varios expertos. En Estados Unidos los jugadores de esports ya son reconocidos como atletas. Es cierto que el factor mental es clave en esta disciplina, pero sin una buena preparación física y alimentación adecuada es complicado rendir al máximo.

Hace un tiempo, la Universidad Alemana del Deporte concluyó que los niveles de estrés que tiene un deportista de los esports son similares a los de un profesional de los deportes a motor. Van al gimnasio y en algunos casos siguen estrictas pautas de alimentación. Los más populares tienen a todo un equipo detrás, apoyándolos en áreas como sicología deportiva, entrenadores físicos y hasta analistas.

Popularidad de los esports

La popularidad es otra de las grandes cualidades de los esports. Los profesionales más famosos tienen millones de seguidores en redes sociales, incluso más que los deportistas en disciplinas populares. Son vistos como ejemplo a seguir. Perfeccionistas de un estilo que les ha permitido gozar con grandes triunfos.

Hay personajes muy famosos. Un español, Enrique Cedeño a quien también se le conoce como XPeke, se encumbró a la fama por cuenta de League of Legends. Hizo una jugada tan importante, que a nivel del fútbol se compara con el mejor de los goles en la historia de los mundiales.

Por otra parte, las transmisiones de los esports son una de las grandes revoluciones que se están presentando. En internet, la principal plataforma para seguirlos es Twitch.tv. El 80% de su tráfico se origina en los deportes electrónicos. Desde que fue adquirida por Amazon en el 2014 no ha parado de crecer, estimando una cantidad de espectadores que fácilmente supera los 100 millones.

La popularidad de los esports también ha abierto la posibilidad para que los clubes de deportes más tradicionales se involucren. En el fútbol, por ejemplo, hay equipos que abrieron oficialmente divisiones enfocadas en formar deportistas electrónicos, con grandes fichajes incluidos. El Santos de Brasil es uno de los equipos referentes en ese sentido para Sudamérica, mientras que en Europa ya hay casos muy conocidos como los del FC Barcelona, Valencia, Manchester City, Schalke 04, Besiktas y West Ham, entre otros.

¿Todos los videojuegos sirven para los esports?

Es una industria en constante crecimiento, que también fija algunas limitaciones. No todos los juegos se pueden incluir dentro de los esports. Existen algunas apuestas para ello:

El juego permite enfrentamiento directo entre dos o más participantes.

Los jugadores compiten en igualdad de condiciones.

Existen ligas y competiciones oficiales reguladas con reglas y formadas por equipos y jugadores profesionales.

Goza de popularidad.

Debe promover el afán de superación.

Si cumplen con estas condiciones, entran a la gama de los esports

League of Legends, FIFA, Dota 2, Counter-Strike o Clash Royale son algunos de los videojuegos que cumplen con estos requisitos.