¿Por qué en Alemania fueron tan radicales y volvieron a jugar sin público?

Bayern Munich y RB Leipzig jugarán contra Barcelona y Manchester City, respectivamente, por la Champions League, con las puertas cerradas.

La decisión vino del gobierno alemán, que endureció las restricciones como consecuencia del aumento en el número de casos y muertes por Covid-19 en el país.

En Baviera se detectaron dos casos de la variante Ómicron. El Bayern ya ha anunciado que los dos próximos partidos de la Bundesliga, contra Mainz (11º) y Wolfsburg (17º), también se jugarán a puerta cerrada.

Balón oficial adidas para la MLS, temporada 2022

Guayos Nike, tributo al modelo de 1971

“Es muy difícil para nosotros tener que volver a jugar en una grada vacía en el Allianz Arena. Sin nuestros fanáticos en el estadio, el fútbol es solo la mitad de hermoso, sin mencionar las consecuencias financieras”, comentó el vicepresidente ejecutivo del Bayern, Jan-Christian Dreesen.

El jueves pasado, el gobierno alemán reactivó las restricciones a los eventos deportivos en medio del aumento de las infecciones por Covid-19 y dictaminó que los partidos de la liga alemana solo pueden ser asistidos por hasta un 50% y un máximo de 15.000 espectadores.


Siguiente