La historia del 14 en la camiseta del legendario Johan Cruyff

Uno de los dorsales más representativos en la historia del fútbol es el 14. El número que caracterizó a Johan Cruyff, considerado como uno de los más grandes en la historia de este deporte.

La camiseta 14 de Cruyff de la que tanto disfrutaron en el FC Barcelona y el Ajax. Un número de culto, casi que comparado con el 10. Pero como todos los dorsales, hay una historia detrás y en este caso el célebre jugador holandés lo comenzó a usar por descarte.

Ante del 14 era el 9. Su número que lo identificaba en la disciplina del Ajax. La historia nos traslada a la fecha del 30 de octubre de 1970, cuando Johan Cruyff, recuperado de una lesión prolongada, regresó al primer equipo. El número que usaba antes ya estaba ocupado por Gerrie Mühren, quien precisamente había sido su reemplazo durante el tiempo que el crac holandés estuvo en recuperación.

En consecuencia, como descarte, la camiseta disponible era la número 14. La usó en un compromiso importante frente al PSV, rival al cual el Ajax despachó por marcador de 1 – 0. Dada la victoria y su regreso en buena condición, Cruyff siguió jugando con ese número, como una especie de cábala que finalmente trasladó al resto de su exitosa carrera deportiva.

Además, en su etapa como entrenador ese número mantuvo un significado especial para él. Por lo general era el dorsal asignado a los jugadores que él hacía debutar  y tras su retiro del balompié, en el FC Barcelona solo se volvió a utilizar la camiseta número 14 cuando su hijo Jordi debutó.