Carlos Antonio sobre Dudamel: "Montó su show e hizo un speech al mejor estilo de la Azcárate"

Carlos Antonio sobre Dudamel: “Montó su show e hizo un speech al mejor estilo de la Azcárate”

Atlético Nacional derrotó por 1-0 a Deportivo Cali y con esto, lo superó en la serie por 3-2, clasificando a la final de la Copa BetPlay 2021. Sin embargo, el foco de la atención estuvo en algunas jugadas polémicas y la reacción de Rafael Dudamel al final del compromiso, cuando estalló contra el árbitro y el periodismo.

Cuando el cheque sale de la misma empresa del equipo que está siendo beneficiado, entonces tienes que decir en tu comentario que queda a interpretación. ¡No! Las manos no se interpretan. Aumentan o no aumentan el volumen de juego y acá claramente lo aumenta. De ahí en adelante cualquier análisis es muy subjetivo. Nos vamos con mucha amargura, con mucha bronca, pero con el orgullo de que por todo lo planificado, mis jugadores hicieron todo su esfuerzo para llevarlo a cabo en el campo. Competimos. Deportivamente competimos. Contra lo que no pudimos competir y superar fue contra el arbitraje. Señor Machado, por favor, manos a la obra. Al fútbol le elevamos el nivel los jugadores, entrenadores y ustedes también desde el arbitraje. Felicitaciones a Atlético Nacional. No necesitaban de este tipo de ayudas porque son un equipo muy competitivo. Con esto es suficiente. Espero respeten la decisión de no atender preguntas”, expresó el estratega durante la rueda de prensa en el estadio Atanasio Girardot.

Por lo tanto, Carlos Antonio Vélez le dedicó su audiocolumna Palabras Mayores, en Antena 2, donde le respondió fuertemente. “En definitiva uno no puede hablar de lo que no sabe… El solo hecho de decir que la pelota no pegó en la mano, ya empezamos mal. Lo que hay que analizar es por qué razón no se pita una mano como la que se dio en el partido y eso tiene explicación”, dijo.

Dudamel, durísimo: del “Nacional no necesita estas ayudas”, a mostrar la mano de Olivera 

Y empezó con la ironía. “Y si a los afectados les molesta eso, vayan a la International Board, hablan con esos sabios ancianos y les dicen que ustedes no están de acuerdo. A lo mejor les hacen caso y cambian la norma. Pero mientras la norma exista, hay que aplicarla y quien la aplica está en lo correcto”, agregó.

El comunicador analizó además el juego, con expresiones contra el DT venezolano. Por ejemplo, dijo que después de que Jéfferson Duque marcara el gol al minuto 54, Nacional prefirió defenderse  “haciendo la gran Dudamel: meterse atrás”, apuntó. Por su parte, el cuadro Azucarero apeló al “ollazo”, “como en el potrero, todo vale: alma, entrega, actitud, espíritu, épica. Pero, ¿y? Jugando al error del contrario, a la segunda jugada, nada claro”, añadió.

Además, fue enfático con la falta que le hace Teófilo Gutiérrez al elenco vallecaucano. “Es el único que aporta inteligencia y juego”, indicó.

Luego, volvió a arremeter contra el técnico. “Terminamos elogiando la actitud, el ‘palante es pa´ allá’ del Cali. Unas veces sirve, otras no. Esta vez sirvió para que se armara un escandalete de quinta por una mano que existió, pero que no es punible. La táctica palacio del colesterol: corazón, huevos y podría agregarle longaniza, quiso llevarse por delante a Nacional y lo hizo. Había una incapacidad organizativa total y una descoordinación que invita a la simulación y al reclamo. Hasta que llegó el papayazo. Una pelota que da en el brazo de un jugador de Nacional, Emanuel Olivera. Se arma la de San Quintín. Tocaba buscar de todas maneras el empate, si no se podía por una forma, había que buscarlo por otra”, aseveró.

Y continuó: “Yo entiendo el sketch del técnico del Deportivo Cali. Montó su show e hizo un speech al mejor estilo de la Azcárate. Un monólogo para explicar lo inexplicable y logró el objetivo porque tiene una fase histriónica muy importante. Distrajo la atención que evitó hablar de lo fundamental: el juego. Su apuesta mezquina, al cero, los 15 minutos que únicamente jugó en el clásico, el empate que buscó, el mal uso del recurso humano”.

“Como es una eliminación dolorosa, él seguramente iba a recibir cuestionamientos de ese tipo y se aprovechó para armar un sketch, por raticos medio cantinflezco, pero que funciona. Distracción. Desde ese punto de vista ganó momentáneamente”, pero “cuando termina la histeria” y se analiza en frío la presentación del Cali, “se termina ese speech”.

Por último, le aclaró a Dudamel el tema de los cheques. “Yo doy las opiniones que quiera y como quiera. Nadie me va a decir qué digo y qué no. Digo lo que se me dé la cantada gana, me preparo para hacerlo y estoy dispuesto a sustentar lo que digo.Claramente lo puedo demostrar con la ley de juego en la mano y con los especialistas que piensan igual”, aseguró.

Yo le diría a Rafael Dudamel que tiene un trastorno de personalidad. Él está desubicado. No sabe qué es: si es director técnico o comentarista. Escoja de una vez porque los directores técnicos de medio tiempo generalmente terminan eliminados”, concluyó.

 


Siguiente