El defensor del Deportivo Cali se iba a reunir con su familia en la noche del domingo, cuando sucedieron los hechos de los que ya está al tanto la Sijin. “Se salvó de milagro”, dijo el padre de Juan Sebastián Quintero.

Quintero sufrió un atentado mientras se movilizaba en su vehículo. Le dispararon al carro en el que también iba su hermano menor. Los hechos sucedieron sobre las 10:15 p.m. en el barrio Alfaguara.

Dos personas que se movilizaban en una motocicleta detuvieron el vehículo, solicitándole al futbolista del Deportivo Cali detenerse. En ese momento, Juan Sebastián Quintero emprendió la huida y fue cuando le dispararon al vehículo. Los impactos de bala dieron contra la puerta izquierda del auto.

La policía adelanta las investigaciones pertinentes para tratar de establecer quiénes fueron los responsables del hecho. En primera instancia se busca confirmar si se trató de un intento de hurto porque también se maneja la hipótesis de haber sido sorprendido por unos hinchas.

Programación oficial de los cuartos de final en la Liga Águila II – 2018

La Seccional de Investigaciones Criminal SIJIN ha hecho todo el procedimiento de acompañar al jugador, con el objetivo de tener el máximo de información que permita identificar a los autores del atentado.

Juan Sebastián Quintero fue titular del Deportivo Cali en la victoria 1 – 0 sobre el Deportivo Pasto por la fecha 19 de la Liga Águila II – 2018, resultado que no le alcanzó para clasificarse a los cuartos de final, consumando un fracaso deportivo más en el año. La crisis ya derivó en la salida del entrenador uruguayo Gerardo Pelusso, quien se macha por “mutuo acuerdo”, según informó el club a través de un comunicado oficial.

De acuerdo con el diario El País, de la ciudad de Cali, hay dos jugadores más del club que recibieron amenazas: Se trata de Nicolás Benedetti y Jeison Angulo. “El fútbol no puede llegar a estos extremos”, dijo al mismo diario caleño el padre de Juan Sebastián Quintero, quien no descarta que el atentado contra su hijo haya sido cometido por hinchas.

“Habíamos quedado en cenar y cuando lo estaba esperando, recibí una llamada de un amigo que me informó lo sucedido. Le dispararon al carro en momentos en que Juan estaba con su hermano menor. La Sijín se puso al tanto de esta situación y después de revisar el carro de Juan, le dijeron que se había salvado de milagro”, fue el testimonio que dio a El País el papá de Quintero.