Carlos Queiroz hizo su balance sobre lo que dejó este compromiso amistoso entre Colombia y Corea del Sur, con derrota 2 – 1. “Me gustó ver cómo se reaccionó y se terminó el partido”, destacó el técnico del combinado patrio.

“No me gusta perder. Nunca había perdido contra Corea”, aseguró el seleccionador del combinado nacional en la conferencia de prensa posterior al compromiso. Carlos Queiroz también se refirió a la importancia de esta gira en Asia para lo que será el armado definitivo del equipo con miras a los partidos y competencia que se avecina.

“Hubo dos momentos del partido, que son distintos, en los minutos iniciales. Nos costó más. Después asumimos el control del juego, empezamos a tocar el balón, pero hay que mejorar en la circulación, para que sea un poco más rápido. Hay que salir de la presión del adversario con más rapidez y también los pases a los atacantes, hacerlos más eficientes. El portero de Corea del Sur hizo una gran exhibición. Construimos varias oportunidades, circulamos. Todo para no perder este partido”, resumió el entrenador con relación al compromiso frente a Corea.

A seguir trabajando, Colombia. Corea del Sur ganó 2 – 1

En este compromiso el cuerpo técnico analizó varios jugadores, al margen de los resultados. Esto es de gran ayuda, pensando en un sistema de juego que se ajuste a las características del plantel, como también de la idea de juego que desea plasmar el entrenador del combinado nacional.

“Seguro que en futuro tenemos que estabilizar el sistema de juego. También la estrategia. El sistema tiene que ser adaptado a las características del oponente”, afirmó el técnico portugués, quien en definitiva considera que en el compromiso fue decisivo el ingreso de James Rodríguez.

“La entrada de James fue definitivamente la solución y a partir de allí cambió todo. Infortunadamente no construimos el gol. Debemos tener un sistema de juego que se adapte al equipo y con variantes para ganar los partidos”, puntualizó el DT.