No necesitó marcar para ser la gran figura de su equipo en la goleada sobre Real Valladolid (4-0). El Cucho Hernández logró un par de asistencias y así se ganó el aplauso. ¿Lo malo? Lo amonestaron y quedó suspendido.

Huesca se está jugando la permanencia en La Liga. Es el último en la tabla de posiciones, pero no se rinde. Viene de ser campeón de la Segunda División en una campaña en la que el Cucho Hernández fue clave. Todavía se pueden salvar y eso intenta, con el colombiano como referente de ataque.

Se dio este viernes en el cruce con Real Valladolid. Jugaron en casa luego de empatar en la fecha anterior con Real Sociedad (0-0). Llegaban luego de sumar un solo punto de los últimos 9. Necesitaban ganar y eso hicieron. No contaron con goles de Cucho Hernández pero sí con uno de sus mejores partidos.

El juvenil de 18 años se echó el equipo al hombro y con asistencias llevó al Huesca a la goleada. Primero le hizo un perfecto pase de cabeza para el gol con el que Enric Gallego abrió la cuenta a los 19 minutos. Y cuando estaban 2-0, el Cucho Hernández gestó el tercero con un rebote que se convirtió en asistencia para Moi Gómez. ¡Golearon! El partido terminó 3-0 y con eso se mantiene la ilusión de la permanencia.

El Huesca sigue último en la tabla. Tras 22 jornadas tiene 15 puntos. Está a 8 de la zona de salvación y con un partido más. No se van a rendir y menos si siguen contando con el Cucho Hernández jugando así. Lo malo para ellos es que no podrán tenerlo en la siguiente fecha (vs. Girona), pues el colombiano llegó al límite de amonestaciones. Debe pagar un partido de suspensión. Volverá en el partido en casa ante Athletic Club (18 de febrero).

Así están las cosas en La Liga de España