Aquella acción que abrió el debate en el partido que prácticamente definió la Liga, ya tiene sanción. Diego Costa recibió 8 fechas de sanción por el insulto que, comprobado, sí le dijo a Gil Manzano.

“Me cago en tu p#$% madre”, fue lo que le gritó Diego Costa al árbitro luego de una acción en la que no pitaron una falta de Arthur Melo que él pidió. Su reacción desde el piso fue escuchada por el árbitro, quien lo expulsó pese al reclamo y la versión que dio el futbolista, asegurando que no lo había insultado a él.

Desde la competición española confirman que sí lo hizo y por eso lo sancionan. Es por eso y por haberle sujetado los brazos después de la tarjeta. Ambas determinaciones hacen que la temporada haya terminado para Diego Costa, quien recibió 8 fechas de sanción a falta de 7 para el final de la temporada.

Gil Manzano ratificó su versión del acta a petición de Competición. Después, además, se conoció un audio que está en poder del Comité Técnico de Árbitros. Sí hubo insulto. Así que lo sancionan pero el Atlético de Madrid buscará evitar que Diego Costa cumpla tanto tiempo de suspensión. Apelarán.

“Me agarró en sendas ocasiones por el brazo con el objeto de impedir que no mostrara las amonestaciones a sendos compañeros (Godín y Giménez)”, dijo el árbitro en el informe en el que además consignó el insulto reiterado del jugador de Atlético de Madrid.

También te puede interesar…