El defensor Niklas Sule salvó al Bayern Múnich en condición de local frente al Werder Bremen. Fue triunfo 1 – 0, al filo del peligro, pero con el objetivo in mediato de conservar el liderato de la Bundesliga, cuando apenas quedan 4 fechas para el final del certamen.

Un Bayern que no contó en su formación titular, ni en la suplencia, con James Rodríguez. El colombiano fue baja por u a lesión muscular. De cualquier manera, el equipo principal que recibió al Werder Bremen fue el mejor que tiene en estos momentos.

Bastantes problemas para el cuadro local. Werder Bremen mantuvo el cero en su puerta más tiempo de lo que se pensaba y con el correr de los minutos su propuesta se hizo más sólida, mientras que el cuadro local claudicaba en su propósito.

Lee también:

Patriotas lanza campaña en redes sociales por la lesión de Brayan Fernández

El rol que ahora tiene Dávinson Sánchez en el Tottenham

Le preguntaron a Zidane si como DT “está quemado” y…

El empate era perjudicial para los actuales campeones alemanes porque el título de esta temporada quedaba en suspenso, si el Borussia Dortmund le gana al Friburgo este fin de semana.

Apelando más al corazón, que a un fútbol fluido como el que tuvo en otras presentaciones, el Bayern Múnich evitó el empate en su estadio, gracias a un gol del defensor central Niklas Sule en el minuto 75. Bastó con eso para dejar aún las opciones de campeonato vivas en el equipo dirigido por Niko Kovac.

Los partidos que le restan al Bayern Múnich en la Bundesliga:

– Nürnberg (visitante)
– Hannover 96 (local)
– RB Leipzig (visitante)
– Eintracht Frankfurt (local)