Déinner Quiñones: la clave de Osorio en su golazo y el paso por América de Cali a los 12 años

Hablando en entrevista con El Corrillo de Mao, Déinner Quiñones habló de sus inicios, de su primer paso por América de Cali, la razón por la que no se quedó y la actualidad al lado de Juan Carlos Osorio.

Es el DT que más ha confiado en él. Lo conoce hace un par de años. Él lo llevó a Atlético Nacional y ahora lo pidió para el proyecto en América de Cali. Bajo su mando lleva 2 partidos, 3 asistencias y un golazo. Sobre ese último hay una anécdota que contó en la entrevista ya mencionada: “Era un momento difícil del partido. Iba a tirar el balón al centro. Se me acerca el profe Osorio y me dice que encare. Lo hago así y gracias a Dios terminó de la mejor manera”, respondió.

▶: ¡Qué racha rompiste, Gustavo Torres!

▶: América de Cali y los 31 jugadores que tiene inscritos ante la Dimayor

▶: El presidente de América habló sobre Marcelino Carreazo y el reemplazo de Santiago Moreno

Ese fue el gol con el que ratificó su buen momento futbolístico y al momento respondió: “La calidad y la confianza siempre han estado. Simplemente que, si lo hablo puntual, el semestre pasado tuve unas diferencias y lastimosamente no tuve continuidad. Vine a este club con el deseo de poder jugar, demostrar y creo que se viene haciendo un muy buen trabajo”.

El paso por América de Cali lo está destacando en la Liga BetPlay en la que ya suma un par de premiaciones. Y lo que no muchos saben es que él ya había estado en el club. Sucedió en el inicio de su carrera. En ese entonces tenía 12 años y llegó desde su Tumaco natal. “Vinimos a jugar con varios equipos de la ciudad: Deportivo Cali, América, Boca y de ahí, al finalizar los partidos, me decían que equipos me querían mirar. América me hizo una prueba de 15 días. Las pasé pero no me podían ayudar en cuanto a Casa Hogar y demás. Venía de Tumaco y me quedaba difícil quedarme. Me tuve que ir. Entonces Boca quería contar conmigo y Hernando Ángel me brindó todas las posibilidades para empezar a cumplir mi sueño”.

Fue allá donde finalmente arrancó profesionalmente. “Hice todo el proceso. Para llegar a Quindío había que ir a Popayán. Estuve 6 meses, luego me ascendieron. Me llamaron a Selección. Estuve en Sudamericano, Mundial, pasé al Tolima y tuve la oportunidad de jugar en Jaguares, Medellín, México y Atlético Nacional, que fue el que me compró. Cuando Osorio llegó a Nacional yo estaba en Medellín. Tuve una buena temporada. Empezamos a tener contactos hasta que me llamó a hacer parte del proyecto”.


Siguiente