Benjamín Romero: sobre su rol en Nacional, lo ocurrido con la hinchada y detalles de su pasado profesional

Benjamín Romero: sobre su rol en Nacional, lo ocurrido con la hinchada y detalles de su pasado profesional

Benjamín Romero ha sido uno de los nombres más mencionados en los últimos días dentro del mundo Atlético Nacional. El directivo habló con Futbolete y aclaró varios temas.

Benjamín Romero llegó a Atlético Nacional hace poco más de un mes para cumplir con el cargo de vicepresidente ejecutivo. El directivo ya fue campeón, pero su nombre ha generado algo de controversia. Futbolete habló con él en exclusiva y se abordaron temas como su misión en el equipo, por qué se produjo la polémica con las barras organizadas que salieron de la mesa de trabajo “Todos somos Nacional” y cuál ha sido su recorrido profesional dentro de la industria.

La carrera contra el tiempo por Andrés Felipe Román

Romero se considera un profesional a carta cabal, con experiencia profesional en Perú y Colombia, además de tener una misión clara en Nacional: hacer del club una empresa sostenible que siga compitiendo de la mejor manera a nivel deportivo. Él dio su versión sobre la polémica de hace algunos días con las barras del equipo verdiblanco, además de manifestar que ser hincha de un club en específico no influye en sus labores profesionales.

¿Quién es Benjamín Romero?

“Soy un profesional en administración de empresas. Soy aficionado al fútbol y me encanta desde que era niño. Jugaba fútbol y representaba a Bogotá en torneos nacionales. Siempre quise ser directivo de fútbol; me preparé y tuve esa visión. Se abrió la oportunidad de trabajar en Millonarios; eso fue hace más de siete años. Luego me llamaron para ser parte de Alianza Lima y luego en la federación peruana de fútbol. Trabajé en la federación colombiana, donde después de 10 meses tuve la fortuna de ser llamado para el proceso de vicepresidente ejecutivo de Nacional. He dado buenos resultados donde he trabajado en términos financieros y administrativos”.

“En Alianza Lima logramos cambiar la historia del club, haciéndolo más viable y rentable. Teniendo los ingresos por patrocino más altos del fútbol peruano y la mayor asistencia histórica a los estadios. Los resultados me han traído a Atlético Nacional, un club al cual admiro y reconozco como uno de los más grandes de Sudamérica”.

“Tenemos un gran reto porque la situación financiera de Nacional es compleja. Tenemos el reto de seguir compitiendo deportivamente de una manera adecuada”.

¿Cuál es su especialidad como profesional y qué tiene proyectado con el club?

“Mi preparación siempre ha sido liderar en forma integral una organización. Mi enfoque ha sido muy llevado al área del mercadeo, la parte comercial y de comunicaciones. La idea es hacer clubes viables y autosuficientes, reconocidos y que la marca crezca y sea más valorada”.

¿Cómo se da su llagada a Atlético Nacional?

“En Atlético Nacional estuve en un proceso de selección, con las entrevistas necesarias, con las pruebas necesarias y muy profesionales. En estos procesos siempre se llama a pedir referencias y a preguntar por uno. He construido un buen nombre y buenos resultados; eso me trajo a Nacional”.

¿Qué ocasionó que se empezara a hablar tanto de usted en el mundo Nacional?

“La verdad es que yo tampoco tengo la respuesta clara. Han salido comentarios a la luz, de los cuales no estaba enterado sobre supuestas acciones que me responsabilizan. En este mes he estado en inducciones y conociendo todas las áreas. Me he preocupado por conocer los procesos y las personas para poder trabajar de manera positiva”.

“En temas de estadio aún no he podido vincularme directamente. Tuvimos una reunión con personas que conforman las barras de Nacional. Allí yo me presenté. Dije lo que pensaba, para qué venía al club. Eso es lo que yo he hecho durante este mes”.

¿Qué piensa sobre la relación que deben tener los clubes con los hinchas? ¿Está de acuerdo con que un club se debe pensar como una empresa?

“Debe haber un equilibrio. Todos los grandes clubes en el mundo son manejados como empresas; eso permite la viabilidad en el tiempo. Las situaciones económicas difíciles de algunos clubes han pasado porque no se han manejado de forma seria y empresarial. Es muy importante la parte deportiva, pero eso sin una sostenibilidad corporativa no sería posible”.

“Un aspecto muy importante son las hinchadas. La relación con ellos tiene que ser cordial y que todos vayamos por el mismo camino; nadie está buscando el mal. Ahí, las decisiones tienen que ser tomadas de forma muy racional y por las personas que administran los clubes. Hay aportes que ellos pueden hacer; cómo mejorar la experiencia de los estadios y temas relacionados. El manejo funcional depende de la parte administrativa, la junta directiva y demás”.

¿La idea con su llegada es que Emilio Gutiérrez y usted se complementen, haciendo un equilibrio en el club entre lo deportivo y empresarial?

“Eso buscó la junta, que haya un complemento entre las dos áreas, que trabajemos mancomunadamente. Así funcionan muchísimos clubes importantes en el mundo. Esto no es nuevo en el mundo del fútbol y está muy bien. Es un modelo exitoso”.

¿Qué tiene que decir sobre las personas que no están de acuerdo con su designación?

“Yo creo que la forma de uno demostrar las cosas es trabajando, entregándose al club y buscando lo mejor. A eso venimos; a trabajar. Entiendo que muchas veces, la hinchada es muy emocional. A nosotros nos toca acudir a la parte racional para hacer las cosas. Respeto todo lo que digan, pero hay cosas en las que no tuve injerencia”.

¿Por qué piensa que las barras decidieron retirarse de la mesa de trabajo? ¿Luego de lo ocurrido en el estadio, sí hubo respuesta o no por parte suya?

“Eso para mí también fue una sorpresa. Hay muchísimo trabajo. En ocasiones, estoy en una reunión toda la mañana, cojo el celular y tengo muchos mensajes. En el día voy sacando el tiempo para responder. Ese día, fui a mirar los mensajes y en el chat encontré una serie de mensajes y la gente ya se había retirado del grupo. No tuve esa oportunidad de compartir lo que pensaba sobre el tema”.

¿Piensa que esa mesa de trabajo podría volverse a unir?

“La parte humana me interesa muchísimo. Para mí fue una sorpresa el cierre y de mi parte yo siempre estoy abierto para conversar y tener comunicación”.

¿Es complicada la actualidad de Nacional? ¿Cómo ha visualizado lo que tiene por delante en el club?

“La situación no es fácil, financieramente es complicada. No solo Nacional; esta crisis es a nivel mundial, en países donde la industria funciona bien. Eso lo saben todos los que participan en la industria. La misión es ver cómo hacemos para que Nacional sea autosostenible, que sea eficiente y poder recuperar la parte financiera. Debemos hacer una mezcla entre el éxito deportivo y lo financiero”.

“Muchas de estas situaciones, a nivel mundial, se han dado porque si se gasta más de lo que entra, la situación será difícil. Entonces, la idea es que haya esa racionalidad y equilibrio entre ingresos y gastos para competir de manera adecuada”.

“Los jóvenes de las canteras son muy importantes. La hinchada también debería valorar eso. Eso se debe complementar con jugadores de experiencia”.

¿Qué tan factible es encontrar la sostenibilidad del club, pero teniendo la aceptación de la hinchada? ¿Cuál es la fórmula para que la hinchada acepte ese balance?

“Hay que partir de ese amor que tienen los hinchas por los clubes. Si ellos entienden que la mezcla entre sostenibilidad y competencia es importante, y que hay que luchar por eso, creo que ellos lo entenderán. Inicialmente no es fácil y se genera resistencia, pero cuando la gente ve buenos resultados, las cosas se alinean. No es una mezcla fácil y tampoco es fácil de entender por parte de la hinchada”.

¿Cuál es el principal desafío para el fútbol colombiano?

“El fútbol colombiano está muy bien posicionado a nivel mundial. La crisis no es solo de Colombia. Sí tenemos muchas cosas por mejorar; está muy subvalorada la industria. Los clubes viven de diferentes entradas, como taquillas, patrocinios, venta de jugadores… En Colombia hay rubros subvalorados. Ahí hay oportunidades de mejora”.

“Si tuviéramos un mejor nivel de ingresos, podríamos ser más competitivos. Hoy los clubes brasileños mandan la parada invirtiendo grandes cantidades de dinero. Al mejorar la base de ingresos, podríamos competir mejor”.

¿Qué tan influyente es el mundo estadio dentro de la sostenibilidad de un club?

“El tema de taquillas sí es importante, pero no es el único tema importante. Todos los ingresos se reparten de manera equitativa. En Sudamérica, el tema más importante es la venta de jugadores, seguido de participación en torneos internacionales, patrocinios, taquillas…” 

¿Qué mensaje le puede enviar a la hinchada de Atlético Nacional?

“Estoy muy contento de hacer parte de la familia Atlético Nacional. Todo mi compromiso y entrega para el club, la hinchada y la organización. Como profesional del fútbol me siento muy orgulloso y con un gran compromiso”.

“Cuando uno trabaja en el fútbol de manera racional, uno deja el hecho de ser hincha a un lado y más cuando está en Atlético Nacional. De ser así, los profesionales de la industria del fútbol solo podríamos trabajar en un solo equipo; pasa con directivos y jugadores. En todo el mundo hay directivos que han estado en uno u otro club; en Colombia tenemos muchos casos. En cualquier trabajo, uno siente amor por el trabajo y por donde está trabando. Eso es importante, pero cuando se piensa de manera netamente emocional, las personas puede que no lo entiendan”.

¿Hincha Verdolaga? Puedes enterarte de todo en nuestra página de Facebook de OhNacional. Para más contenido, noticias y entretenimiento, descarga nuestra App de Futbolete desde la PlayStore para Android o la AppStore para iOS

Siguiente