Si hay algún equipo, de los poderosos desde lo económico, que desee contratar al goleador inglés Harry Kane, sepan que ya tiene precio. Y no es cualquier valor. Pedido estratosférico por parte del Tottenham a quien guste en sentarse a negociar por su gran estrella.

El principal interesado en Kane es el Real Madrid, que ante la partida de Cristiano Ronaldo debe recurrir a un jugador top, joven y con un futuro alentador. El elegido es Kane, según parece por las noticias que salen desde territorio español. De hecho, en diciembre ya estuvieron haciendo algún tipo de sondeo con el Tottenham y fue cuando resultaron con el valor sobre el cual se haría una negociación.

Unos 350 millones de euros le costaría al Madrid, o cualquier otro club, quedarse con Harry Kane. Una cifra que nunca se ha pagado, superando con creces los 222 millones del PSG a Barcelona por Neymar. No hay punto de comparación y todo esto, desde luego, no es más que el inicio de un “tira y afloje” orquestado por el dueño de los Spurs.

En Inglaterra saben que la urgencia del Real Madrid es tal, que en algún momento lo pensará, bien sea para pagar esa cifra o buscar alguna salida importante. Todo indica que el jugador ideal para recomponer el andamiaje ofensivo del conjunto Merengue es Harry Kane.

El plan del cuadro español indica esperar hasta el final de temporada porque dependiendo de lo que pase con Kane el valor fijado atrás podría quedarse igual o bajar. Dependerá de los títulos y logros individuales del jugador, a quien parece llamarle la atención la idea de dar un salto más en su carrera deportiva, aprovechando ese buen momento que vive en el fútbol inglés.

A Tottenham le caería de maravilla una negociación semejante, toda vez que necesita recuperar la inversión hecha en la reconstrucción de su estadio, el cual abrirá las puertas oficialmente en el mes de marzo.