Futbolistas que se revelaron contra el racismo proveniente de los hinchas de Cagliari

Ya está calificada como una de las hinchadas más racistas de Europa. Un grupo de seguidores del Cagliari constantemente ataca a los jugadores con insultos y groserías. Gestos que han sido condenados por los futbolistas afectados.

Si bien estamos en una época en la cual debería existir más tolerancia, el racismo sigue presente y el fútbol ha tenido muestras descalificadoras por parte de aficionados. Los futbolistas afectados no han quedado en silencio, con respuestas y hechos que muestran su reprobación ante lo vivido.

El fútbol italiano tiene grupos de hinchas que, tratando de llamar la atención y sin ningún sentido de respeto, ofenden a los rivales por su color de piel. Hace unos días le pasó al atacante belga del Inter de Milán, Romelu Lukaku, quien lejos de tomarse revancha contra el grupo de aficionados del Cagliari, cuando les marcó gol los miró fijamente, mientras sus demás compañeros de equipo lo felicitaban.

A esa misma afición ya la tienen calificada por ser una de las más racistas. No todos, pero sí hay una facción encargada de ello. No les importan las sanciones, creyendo que así desestabilizan a los rivales.

En la pasada temporada le pasó lo mismo al juvenil de la Juventus Moise Kean. De tanto sufrir los insultos, cuando les marcó gol se paró justo enfrente de ellos.

Mautidi es otro de los futbolistas de la Juventus, que también hizo fuertes denuncias por actos racistas en su contra:

Otro episodio muy recordado fue en el año 2017, cuando Sulley Muntari, centrocampista ghanés del Pescara abandonó la cancha del mismo estadio del Cagliari por los gritos de los hinchas, sin ningún pudor, atacándolo por su color de piel. Además, les molestó que el árbitro, una vez atendió sus reclamos, les mostró tarjeta amarilla.

A Mario Balotelli tampoco lo perdonan y su respuesta, lógicamente, estuvo marcada por la controversia. Los mandó a callar una vez les marcó gol con la camiseta del AC Milan.

Finalmente, Samuel Eto’o cobró revancha de una forma bien peculiar. Les festejó haciéndoles un “baile del mono”.