Ronaldinho, simplemente mágico: Sus mejores jugadas

La magia de Ronaldinho durante muchos años fue elogiada como uno de los jugadores más técnicos en la historia de este deporte. Hizo cosas realmente maravillosas, en partidos de alto nivel y en situaciones que en verdad son complejas para cualquier jugador.

Una técnica depurada, el crack brasilero despertó miles de elogios con su repertorio personal. Golazos de colección y jugadas que sirvieron de ejemplo para cientos de aficionados. ¿Quién no quiso emular algunas de esas acciones?

Lo difícil lo hacía ver tan fácil y contra rivales de categoría. Frenar al brasilero era un auténtico reto y en sus mejores años, cuando el fútbol parecía rendirse a su talento, Ronaldinho dominó a su antojo. Un placer verlo jugar, aún si estaba en nuestra contra. Su sola presencia era una señal de algún toque mágico.

En los cerca de 20 años de carrera profesional presentamos algunas de sus jugadas más importantes:

1Golazo a David Seaman en Japón y Corea 2002

Pudo centrar, como era lo más lógico. Los defensores y el arquero inglés lo creían así. Pero a Ronaldinho se le ocurrió algo fuera del molde: El tiro libre tomó por sorpresa a Seaman.

2De media distancia también

Esta joya de anotación, precedida de algunos regates, demostró que también tenía fortaleza en los lanzamientos de media distancia.

3De chilena al Villarreal

Ronaldinho en el área era capaz de hacer cualquier cosa. El recurso más difícil por lo general era su decisión, como esta bella anotación de chilena en la temporada 2006/2007.

4Al Chelsea en Champions League

Una obra de arte. Solo él fue capaz de ver ese único espacio, en medio de un racimo de piernas rivales, para disparar al arco con ubicación, previos movimientos de distracción.

5En el AC Milan también frotó la lámpara

Elástica y rabona en una misma jugada. En el AC Milan también gozaron con sus magistrales lecciones de dominio y recursos técnicos. Era todo un espectáculo, aún para los rivales.

6Aplaudido por el Real Madrid

Uno de los partidos más recordados de su paso por el FC Barcelona fue este clásico. Todo un recital, con golazos incluidos. Sergio Ramos tuvo pesadillas con él ese día. Ese día los blaugranas ganaron el clásico 3 – 0 y los hinchas del Real Madrid lo aplaudieron.