¿Qué tanto funciona en la Liga Águila la posesión del balón?


Por

Debate de siempre cuando se analiza un partido, el tema de la posesión del balón a veces no suele ser el mejor de los caminos para conseguir las victorias.

El dominio, plasmado en el control del balón, a menudo suele relacionarse con la “justicia”. Cuando un equipo no gana, el primer argumento para justificarlo radica en tener más tiempo la posesión que su rival de turno. “Mereció mejor suerte”, es la voz común con la cual se explican estos detalles en el fútbol.

Del otro lado, los equipos que no manejan el balón porque no es su ADN propiamente, ni tampoco cuentan con jugadores indicados para ello, sustentan su estrategia en ser más directos. Cuando ganan, entonces se acude al término definición.

¿Sirve tener tanto el balón? Si se tiene la contundencia suficiente, plasmada en goles, es de tercos no admitirlo. En la segunda fecha de la Liga Águila II – 2019, Patriotas venció al Junior de Barranquilla en Tunja por 2 – 0 (definición) y una posesión aterradora: 63,6% contra 36,4% del cuadro barranquillero, lo que a todas luces explica un dominio desde el marcador y con el balón.

Sin embargo, esa ha sido la única excepción grande en la fecha tomada como referencia para el análisis. Cúcuta Deportivo también venció a Santa Fe con el mayor tiempo de posesión, aunque sin ser tan amplio dominador en este ítem: 57,89%.

En los demás compromisos pasó lo contrario. Atlético Nacional no se pudo librar de un 0 – 0 en Medellín contra el Atlético Bucaramanga, pese a tener más posesión (62% contra 38%) y opciones de gol. El aficionado Verdolaga y su entrenador Juan Carlos Osorio se sienten medianamente tranquilos porque dominaron también en el apartado de las llegadas a gol. La tarea pendiente fue definición, en lo que no estuvieron acertados para quedarse con la victoria.

Once Caldas no evitó la derrota en Bogotá 1 – 0 contra Millonarios, pese a tener más tiempo el balón (50,8%). Envigado (53%), Unión Magdalena (54,3%), Rionegro Águilas (55,6%)… todos con más posesión que sus rivales, no sacaron ventaja de ello en el resultado. Ni siquiera el Deportes Tolima (51,3%), que siendo local cayó contra el América de Cali.

Bien sea porque no tuvieron definición, o sus defensas concedieron muchas ventajas. Tener más tiempo la pelota en su poder no incide en el marcador, al menos en estos ejemplos. Un caso especial, prueba reina de lo manifestado aquí, aparece entre Deportivo Cali y Jaguares.

Consciente de sus fortalezas, el cuadro Azucarero canaliza su juego en la efectividad de sus futbolistas. ¡Goleó 4 – 0 a Jaguares con apenas el 44,7% de posesión contra 55,3% de su rival!

Controlar, pero definir. Cuando no se cuenta con las herramientas suficientes para expresarlo, definición. Qué es mejor: ¿Posesión o definición?



Lea también