<
>

¿Engañaron a Duván Vergara en Rosario Central?

Duvan Vergara

Antes de llegar a América de Cali, Duván Vergara vivió un frustrante paso por el fútbol argentino. Así lo relató en entrevista con el periodista Carlos Arturo Arango refiriéndose al tiempo en Rosario Central.

Fue a principios de 2019 cuando Duván Vergara salió de Envigado FC a probar suerte en el exterior. Tenía 22 años. Rosario Central se interesó en él. Parecía una muy buena opción. La tomó y no resultó de tal forma. La experiencia fue negativa desde varios aspectos, según lo que contó.

Leer tambiénDuván Vergara y las opciones que rechazó para seguir en América de Cali

“Desde el comienzo fue malo. Me dijeron que me iba a ganar un sueldo y terminé ganándome otro. Decían que yo tenía la rodilla mala, que supuestamente tenía los meniscos jodidos, pero que eso no me impedía jugar, aunque si me lesionaba de eso me quitaban la mitad del sueldo. Era más que todo un negocio. Me dijeron que iba a ganar una cantidad y cuando llegué allá me salieron con otra, pero yo lo tomé porque no quería volver a Envigado. No me rendía la plata por el cambio a pesos. Era muy caro todo”, empezó relatando.

Más de Duván Vergara sobre su frustrante paso por Rosario Central

“El representante que me llevó, me faltó. Él se ganó su comisión y se fue, me dejó tirado. Duré dos meses en un hotel con mi mamá. Cuando salí me cobraron y ni me pagaban. Todo era malo. Se me vino cayendo el mundo porque yo con mi mamá en un país que no conocíamos. Ella y yo lloramos mucho”.

Fue entonces cuando recurrió a Jarlan Barrera, otro de los colombianos que hizo parte de Rosario Central en ese entonces. “Él llegaba de Junior y tenía ahorritos. Ya cuando conseguimos un apartamento él me ayudó y nos compró licuadora, televisor. Son cosas que nadie sabe. Le pagaban a todo el plantel menos a los colombianos (también estaba Óscar Cabezas)”.

La salida de Duván Vergara de Rosario Central

Todas esas situaciones lo llevaron a querer salir de allí. Cambió de representante y buscó opciones. Así se intentó su regreso al fútbol colombiano. Se tocó la puerta de Deportivo Cali y la de América. Llegó al segundo de ellos con el que ya fue campeón. Hoy es el activo más importante del club y tiene opciones de salida, aunque se irá solo si ofrecen más de 5 millones de dólares por él.

Leer tambiénAmérica de Cali: ¿Corrección a Tulio Gómez en el tema Héctor Quiñones?

La vida le cambió. Pasó de momentos complicados en Rosario Central a estar cerca de un futuro en el fútbol europeo. “Mi corazón estaba mal porque no jugaba, no me pagaban, a veces no tenía ni para comer y Jarlan era el que me ayudaba”, relató. Así que terminó yéndose.

Etiquetas

, , , ,

Siguiente


Internacional