¿Qué tanto influyó Miguel Rodríguez Orejuela en el América?

Uno de los líderes del Cartel de Cali es permanente relacionado con el cuadro escarlata. No se puede cambiar la historia: así fue la de este narcotraficante con los ‘Diablos Rojos’.

Lo que pasó de ser un secreto a voces se convirtió en una de las situaciones más comentadas en la atmósfera del fútbol colombiano: la influencia del mundo del narcotráfico durante el siglo pasado. Varios equipos se vieron untados por los dineros de estas mafias, desde los más grandes del país, hasta algunos que no consiguieron logros deportivos a base de esto.

La insólita anécdota de Julio Falcioni con Miguel Rodríguez Orejuela

En esta oportunidad, se hablará del América de Cali, un equipo que tuvo incidencia directa por parte del Cartel de Cali. De acuerdo a lo reportado por el diario El Espectador, a finales de la década de los 70’s, Miguel Rodríguez Orejuela, uno de los líderes de esta organización delincuencial, comenzó a lavar dinero en el cuadro escarlata, que hasta ese momento no tenía ningún título a nivel oficial.

Con esa ‘ayuda’ económica extra, el equipo logró poner fin a su sequía y levantó al primera estrella el 19 de diciembre de 1979 de la mano de Gabriel Ochoa Uribe. Al mes siguiente, Miguel, quien para entonces posaba como un empresario vinculado principalmente al mercado de las droguerías, pasaría a convertirse en el máximo accionista de la institución. Su hermano, el fallecido Gilberto Rodríguez Orejuela, intentó hacer lo mismo con el Deportivo Cali, pero las directivas no se lo permitieron, aunque se reveló que sí hubo lavado de dinero en el club azucarero.

Logros de América e historias inéditas

El ‘capo’ pasó varios años al frente del club, incluso cuando ya estaba bajo las manos de la justicia. De hecho, el mismo medio que citamos, reporta que en 1997 el expresidente de Boca Juniors y que posteriormente sería presidente de Argentina, Mauricio Macri, se reunió con Rodríguez en la Cárcel de La Picota de Bogotá para negociar el pase del portero Óscar Córdoba.

Este manejo institucional marcó la época dorada del América de Cali, que consiguió 5 títulos seguidos a nivel local entre 1982 y 1986 con un plantel plagado de estrellas de talla sudamericana y nacional. Willington Ortiz, Roberto Cabañas, Ricardo Gareca, Julio Falcioni, e incluso, se quedaron a nada de arreglar en 1980 con Diego Armando Maradona. Los títulos de 1990, 1992 y 1997 también se suman a la administración del narcotraficante, quien también estuvo al frente en los 4 subcampeonatos de Copa Libertadores.

Fin de la era

Sin embargo, en el ’97 el equipo fue incluido en la Lista Clinton, lo que congelaba las cuentas y ponía en jaque las operaciones, pero de acuerdo al exasesor jurídico del Ámérica, Edgar Navia, en diálogo con el diario El País de Cali, esto facilitó la gestión y permitió que el narco siguiera al frente de todo hasta 2005, aunque de manera extraoficial.

Ese año fue extraditado a los Estados Unidos y en 2008, su hijo Juan Miguel Rodríguez, anunció que la familia se alejaba completamente del club para no tener nexos con instituciones vinculadas en la Lista Clinton. A partir del año siguiente, llegó el mayor declive deportivo en la historia de la institución que lo llevó a deambular en la segunda división y casi desaparecer del fútbol colombiano.

Es de las pocas empresas que duraron más de 16 años en operación mientras estuvieron en dicha lista, hasta que en 2013 el club saneó las cuentas y las deudas y se confirmó que se liberaban de esto. Pasaron varios años más tratando de reponerse y desde 2016, de la mano de Tulio Gómez, el equipo volvió a competir en el máximo escenario del fútbol en Colombia.

¿Hincha Escarlata? Puedes enterarte de todo en nuestra página de Facebook de América es Pasión. Para más contenido, noticias y entretenimiento, descarga nuestra App de Futbolete desde la PlayStore para Android o la AppStore para iOS

Siguiente