Gustavo Torres y todos los problemas de indisciplina en su carrera

Gustavo Torres y todos los problemas de indisciplina en su carrera

América de Cali presentó su más reciente contratación para este semestre y es uno de los fichajes más cuestionados por la hinchada.

Es oficial, América de Cali y Atlético Nacional alcanzaron un acuerdo y el delantero Gustavo Torres es nuevo jugador del equipo vallecaucano. A pesar de los conocidos casos de indisciplina de este jugador, el técnico Juan Carlos Osorio lo pidió para su plantilla y desde las directivas aceptaron ficharlo, pero con cláusulas especiales en su contrato para evitar problemas.

Oficial: América de Cali le dio la bienvenida a Gustavo Torres

América de Cali: Se cierra el libro de transferencias para este semestre

Son varios casos donde el jugador se ha visto envuelto en polémicas, pero en América esperan que tenga la oportunidad de cambiar el rumbo. Lo más recordado, le pasó incluso con Osorio a su mando.

En septiembre de 2020, Atlético Nacional le abrió un proceso disciplinario a este jugador luego de que pasara más de 5 días sin presentarse a entrenamientos con el club. Un mes después, se hizo oficial su préstamo a Vasco Da Gama, pero el técnico Juan Carlos Osorio recalcó. “Yo creo que Gustavo ha dado muestras claras de… que le cuesta la disciplina, que le cuesta manejarse bajo parámetros de comportamiento colectivo“.

En Brasil también le pasó, siendo su último antecedente y así lo reportó la prensa de ese país. “Gustavo Torres, que no figura en los últimos partidos, sigue asistiendo a fiestas y publicando en redes sociales. Esta vez, está en una fiesta con el exjugador Adriano. En tiempos de pandemia y tramo final de Brasileirão“, mencionó NCB Vasco.

Antes de esto, también tuvo una cesión en Rionegro Águilas, donde rescindió de forma anticipada. Desde la prensa informaron que en el club no contaron más con sus servicios por reiteradas ausencias a entrenamientos y faltas al reglamento institucional, pero el jugador manifestó que él no regresó porque no quería seguir en el club antioqueño.

En su primer ciclo en Nacional en 2018, el jugador también estuvo en proceso disciplinario luego de una presunta fiesta junto a Dayro Moreno y Alexis Henríquez. Por esta razón fue apartado del grupo y posteriormente enviado a préstamo. Cuando regresó a Nacional en enero de 2020, reconoció sus errores. “Debo cambiar los aspectos disciplinarios. Desde afuera uno lo ve diferente y eso me ha servido para tomar conciencia y así estar al cien”.

Promesa que no cumplió, pues cuando el fútbol estuvo detenido por la pandemia, el jugador viajó contagiado a Cali con Covid-19 en mayo, por lo que tuvo que hacer su aislamiento allí, pasando 15 días en esta ciudad. Aunque lo acusaron diciendo que estuvo de fiesta durante esos días, el delantero negó todo y el tema no pasó a mayores. Ahora está en la capital vallecaucana para jugar y solo el tiempo dirá si así será.


Siguiente