Deportivo Pasto ratificó su gran momento y con un 1 – 0 liquidó al América de Cali en la segunda fecha por el Grupo A de los cuadrangulares semifinales.

Con 2 victorias en igual número de fechas el cuadro nariñense se adueña del primer lugar, a la espera de lo que suceda en el compromiso que enfrentará a Millonarios contra el Unión Magdalena en el estadio El Campín.

Primer tiempo a pedir de boca para el Deportivo Pasto porque anotó el primer gol y se jugó a lo que más le gusta: Sus rápidas transiciones ofensivas provocaron caos en el América.

El 1 – 0 fue obra de Andrey Estupiñán a los 7 minutos. Golpe bajo para un América de Cali, que presionado por evitar la derrota descargó su arsenal ofensivo, con el riesgo de conceder bastantes espacios para los contragolpes locales. Pasto pudo aumentar la cuenta en un par de jugadas con estas características y por ese detalle permitió que su rival se tomara mayor confianza.

América de Cali tuvo los mejores pasajes del compromiso durante el segundo tiempo, cuando puso contra las cuerdas al Deportivo Pasto. Bastantes aproximaciones, que infortunadamente para ellos se perdieron por mala definición o el buen trabajo defensivo del arquero y jugadores locales.

Otra de las fórmulas predilectas en el equipo visitante fue el balón aéreo. Cargó de centros el área local, sin obtener el premio a su esfuerzo. Deportivo Pasto pasó serios apuros en su misión de conservar el cero en su arco, por momentos exhausto ante la fuerte presión a la que fue sometido.

Sin arriesgar más de lo debido y consciente de las dificultades, el Deportivo Pasto prefirió reforzar la defensa, que atreverse en el ataque. Protección a ultranza ante la arremetida americana, esperando alguna señal para hacerle daño. Se jugó con extrema precaución.

Pudo más la resistencia del local, que el empuje Escarlata. Ese detalle pesó en favor del Deportivo Pasto, que con esta victoria da un paso importante en sus aspiraciones de clasificarse a la gran final de la Liga Águila I – 2019.