La versión periodística, según la cual Santa Fe también está en crisis económica, con atrasos en los pagos de salarios a los jugadores, fue entregada por Carlos Antonio Vélez. Además, indicó que en total se adeudaban 2 meses.

Tal información encontró respuesta inmediata por parte del presidente del cuadro Cardenal, Juan Andrés Carreño: “Absolutamente falso”, puntualizó el dirigente, quien aseguró estar al día con los pagos de nómina: “Pagamos entre el 10 y el 12”.

El presidente del Cuadro Cardenal también justificó en qué se ha invertido el dinero de utilidades reportadas en la última Asamblea. Dineros que han sido invertidos en la adecuación de la sede del club.

“La inversión total, con la dotación, es de cerca de 10.000 millones de pesos, de los cuales, en este momento, vamos en un 90 por ciento, y de la obra falta por ejecutar un 15 por ciento. Está todo cubierto con financiación bancaria y recursos propios y después de terminar, en agosto, vendrá la dotación del hotel, sede, salones conferencias y es otra inversión de unos 1.500 millones, que serán recursos propios”, explicó Carreño.

Santa Fe ha tenido serias dificultades deportivas este semestre, razón por la cual se dio un timonazo en la dirección técnica, con el arribo de Patricio Camps. El entrenador argentino acordó dirigir al plantel a partir del segundo semestre, mientras se toma el tiempo suficiente en lo que resta de este semestre para hacer las evaluaciones respectivas del plantel y desde luego diseñar el plan de trabajo, con posibilidades de refuerzos, de cara al segundo semestre.