La lesión de Róbinson Zapata deja a Santa Fe con Miguel Solís como el responsable de custodiar el arco en los compromisos más importantes del semestre.

El mal de las lesiones que ha golpeado tanto a Independiente Santa Fe a lo largo del semestre tiene su epicentro en los arqueros. Leandro Castellanos, con una lesión en el Tendón de Aquiles, es baja prolongada. No será inscrito por el club para el primer semestre del 2019 y por eso el cuadro Cardenal tendrá como refuerzo prioritario un guardameta.

Ahora fue Róbinson Zapata, quien producto de un choque fortuito con Héctor Urrego durante el partido contra el Deportes Tolima en los cuartos de final de la Liga Águila, es baja confirmada por lo que resta de la temporada. Esguince del ligamento colateral medial de la rodilla derecha es la lesión que lo margina mínimo durante un mes.

Versión confirmada sobre Omar Pérez y Santa Fe

De allí que el turno para custodiar el arco de Santa Fe en los juegos que se avecinan, justamente los más importantes del semestre, sea el veterano Miguel Solís. A sus 35 años recibe la responsabilidad más grande en lo que lleva como jugador del club (arribó a finales del 2015).

Siempre considerado como el tercer arquero, Miguel Solís es uno de los futbolistas veteranos en la Liga Águila. En su carrera deportiva ha estado en clubes como Llaneros, Cortuluá, Unión Magdalena, Atlético Bucaramanga, Deportivo Pasto y el Atlético Huila.

Desde su llegada a Santa Fe, este año ha sido el de más participaciones para él con el primer equipo, disputando un total de 6 compromisos, de los cuales 5 los hizo como titular: 2 veces contra Leones, siendo el rival contra el que más veces jugó. También estuvo en los juegos frente a Atlético Nacional, La Equidad y Deportivo Cali. Le anotaron 6 goles y solamente sacó su arco en cero una vez.

Santa Fe optó por su veteranía para dar una mano en situaciones coyunturales y no por la fórmula de los juveniles como terceros guardametas, la más usual entre los clubes profesionales del país. El 2018 cerrará para Miguel Solís con el desafío de buscar las clasificación a semifinales de la Liga Águila en Ibagué, donde el León debe remontar un 2 – 1 en contra y luego nada menos que visitar al Junior de Barranquilla, serie en semifinales de la Copa Sudamericana, de la cual Santa Fe se encuentra abajo 2 – 0.