Al jugador verdolaga que expulsaron durante el juego ante Millonarios, pese a ya haber salido de la cancha, sí lo sancionaron. Atlético Nacional había hecho una explicación con la que buscó evitarlo, pero no prosperó.

“Queremos alentar para que al momento de tomar decisiones que afecten disciplinariamente a nuestras jugadores y cuerpo técnico, desde la comisión disciplinaria, se pondere la sanción, teniéndose en cuenta, cuál es la fuente que genera la reacción del disciplinable, sin que se caiga en la injusticia de premiar a quien provoca, coadyuvándolo a lograr su cometido, sancionan a quien reacciona a una provocación”, dijeron desde Atlético Nacional citando el caso de Jeison Lucumí.

Al futbolista de Atlético Nacional lo expulsaron en El Campín en el partido ante Millonarios luego del gol del empate local. Para ese momento, Jeison Lucumí ya estaba afuera del juego. Había salido sustituido y desde el banquillo reclamó pidiendo una falta previa en la acción de ese tanto. El árbitro reaccionó mostrándole la tarjeta roja.

Ahora llegó la suspensión. Desde el Comité Disciplinario del Campeonato confirman que Jeison Lucumí fue expulsado por emplear lenguaje ofensivo y grosero contra el árbitro. Le creen a lo que dice el informe arbitral y por eso le imponen una sanción.

“Se decide sancionar al señor Jeison Lucumí con dos millones cuatrocientos cincuenta y cuatro mil trescientos setenta y ocho pesos ($2.454.378,oo) de multa y tres (3) fechas de suspensión”. Así se cierra el tema con el futbolista de Atlético Nacional. Se puede presentar recurso de reposición.

También te puede interesar…