Llanto y preocupación en Junior por Cariaco González

El jugador del desequilibrio en zona medular y ofensiva que tiene el Junior de Barranquilla sufrió una lesión seria. Cariaco González se retiró llorando.

La explicación de lo que pudo pasar, ya que a primera vista no se veía nada aparatoso, es la recaída en una vieja lesión, de esas cuyas consecuencias, a estas alturas del certamen, señalan que no puede jugar más. ¿Fin de la temporada para el Cariaco?

El jugador venezolano de 30 años habló con sus lágrimas. Sabe que su problema no es simple de manejar y menos en un ritmo tan trepidante como el exigido en estas etapas del campeonato.

Cuentan que, en principio, el jugador pudo sufrir una fractura en uno de los dedos de los pies. El mismo problema de hace algún tiempo, que lo quejó y ahora conspira con dejarlo fuera de toda actividad competitiva en este cierre de temporada.

El departamento médico del Junior de Barranquilla debe pronunciarse acerca de esta situación, dado que se trata de un futbolista importante en el equipo.


Siguiente