Yardley, el perro aficionado al fútbol en Escocia

El Pollok FC, equipo de la segunda división de Escocia, tiene un hincha bastante particular. Se llama Yardley. Tomó mucha fama porque alguien en  redes sociales publicó la imagen de este perro, en las graderías del estadio Newlandsfield Park.

Un Golden Retriever, fiel a su amo y también al equipo. Aseguran que no se pierde un solo compromiso de este equipo, así la imagen, como su historia particular, tomaran fuerza desde hace algunos días. Es tan habitual verlo allí, que las directivas del club tomaron la decisión  de asignarle un lugar especial en las tribunas.

Es toda una celebridad. Yardley a menudo es solicitado para tomarse fotos y más de un aficionado pasa por allí para saludarlo y consentirlo. Le tienen bastante cariño. En el club también han sacado provecho de su popularidad. Hace unos años pidieron permiso para que la mascota fuera parte de una campaña publicitaria del club.

Por si fuera poco, ya es tradicional que el Pollok FC tenga perros como hinchas estelares. Ellos mismo recordaron en redes sociales que el primer perro con presencia activa en las graderías en señal de apoyo fue Sancho, en 1979. Lo de Yardley es un poco más de una costumbre bien particular y genuina dentro del fútbol.

En Colombia también se dio un caso muy famoso. Fue “Medallo Campéon”, un perro que estuvo durante más de 17 años en compañía de su amo, el señor Julián Gustavo Giraldo Zuluaga, quien tras varios intentos legales logró que en el 2005 la Corte Constitucional aceptara el cambio de nombre al del club de sus amores, Independiente Medellín. La mascota falleció en el 2008.