Roberto Carlos y el arte de cobrar tiros libres: ¡Maestro!

Como en sus mejores épocas con el Real Madrid y la Selección de Brasil, la calidad de Roberto Carlos en la pegada del balón se conserva. ¡Impresionante!

El brasilero de 46 años subió un video a sus redes sociales, ejecutando un disparo de balón con el estilo que le dio fama a nivel mundial. Un remate “a tres dedos”, seco, potente y con ubicación. Golazo por la manera en que el balón describe una curva para terminar en el fondo de la red.

La pegada está intacta, como si nunca se hubiese retirado. En sus mejores momentos como jugador profesional marcó varios goles de tiro libre. Muchos con la misma forma de pegarle al balón, con una potencia única en él. Además, la forma en que su pie hace contacto con la pelota propicia que esta describa una curva difícil para cualquier arquero.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Meu goleiro professor @officialvitorbaia

Una publicación compartida de Roberto Carlos 罗伯特卡洛斯 (@oficialrc3) el

Uno de sus goles más famosos lo hizo con la Selección de Brasil, en un amistoso frente a Francia previo al Mundial de 1998. Un tanto que la prensa deportiva calificó como el “gol que evadió las leyes de la física”. Fue un 3 de junio de 1998 en el estadio Gerland, de Lyon.

La pelota, dirigida con mucha fuerza, hizo una curva para esquivar la barrera y luego tomó dirección al arco protegido por Fabien Barthez, quien ni siquiera reaccionó ante el lanzamiento. Los sorprendió a todos, incluyendo a los mismos jugadores brasileros, quienes no daban crédito de lo visto.

“La pelota iba completamente desviada pero el viento rectificó su trayectoria hasta la portería. Fue un milagro”, recordó en alguna oportunidad el lateral brasilero, quien lejos de jactarse por su golazo le dio algo de mérito a las condiciones climáticas, al viento que en ese momento estuvo a su favor cuando ejecutó el lanzamiento.