Queen’s Park Rangers cambió el nombre de su estadio por el de una Fundación benéfica

El Queen’s Park Rangers, equipo que compite en la segunda división de Inglaterra, lejos de cualquier afán mediático o comercial, renombró su estadio con el de una organización benéfica. Por si fuera poco, la elección corrió por cuenta de los hinchas, mediante una votación.

Loftus Road es historia. El nombre del estadio a partir de ahora es Fundación Kiyan Prince, como homenaje a un jugador del club asesinado a los 15 años por tratar de salvar a un amigo suyo en medio de una reyerta. Fue en el 2006. Una puñalada al corazón que acabó con sus ilusiones y las de su familia, que veían en este pequeño a un joven con talento para salir adelante en el fútbol.

“Tenía grandísimas condiciones y una gran determinación para tener éxito en su carrera”, dijo Gary Waddock, entrenador de juveniles del QPR. Prince era un chico muy apreciado por sus compañeros, juicioso por demás. Su muerte fue un golpe muy fuerte para el club y marcó a su padre, Mark Prince, cuya historia de vida ha sido muy dura. Gracias al boxeo encontró la respuesta para dejar a un lado el mundo de las drogas y la violencia en las calles.

En lugar de buscar revancha o aislarse por completo del mundo, Mark tomó una decisión trascendental. Eligió el camino de la reconciliación y enseñanza. Creó una Fundación con el objetivo de sacar a los jóvenes de la violencia. La bautizó con el nombre de su hijo. Un trabajador incansable, llevó su proyecto a niveles de alto reconocimiento y aceptación. Recibió la Orden del Imperio Británico.

Sin embargo, el que quizás es el mayor reconocimiento en memoria de Kiyan fue el que hicieron los hinchas del Queen’s Park Rangers, quienes en atención a una propuesta del club para unirse a estas causas benéficas, se aceptó la iniciativa de cambiar el nombre del estadio por el de una fundación que lucha en favor de la vida y los valores.

La Fundación Kiyan Prince se quedó con la mayoría de los votos. En un mundo futbolístico con presencia de marcas comerciales que se apropian de los nombres de los estadios con fines lucrativos, este club salió del molde. Prefirió recuperar la memoria de un joven, resguardando así la importancia de los valores en la vida.

The Kiyan Prince Foundation Stadium, como ahora se llama el estadio, vivió una jornada especial el 10 de agosto de 2019, día en el que oficialmente se hizo el cambio de nombre. Hubo lágrimas de felicidad: “Esto es por Kiyan”, dijo Mark, cuya obra benéfica también lo llevó a visitar el plantel profesional del club, con el objetivo de brindar una charla de la que dicen fue bastante emotiva, tocando el corazón de los futbolistas.