¿Puede un club negarse a ceder jugadores a una selección?

La pregunta surge a raíz de unas declaraciones hechas por parte del presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, quien amenazó con no prestar jugadores a la selección de Alemania si el arquero titular no es Manuel Neuer.

La polémica de las últimas semanas en la selección alemana tiene que ver con la situación de sus arqueros. Manuel Neuer, quien ha sido el dueño del arco en este seleccionado durante los últimos años, y Marc André Ter Stegen, portero al servicio del FC Barcelona y quien declaró en días pasados su descontento por ser suplente del seleccionado alemán. No está a gusto con aparecer en segunda fila, detrás de Neuer.

Por cuenta de estas declaraciones se desató una crisis en el arco de la selección alemana. Manuel Neuer no se quedó callado y dijo que declaraciones como las de Ter Stegen desestabilizan al plantel, destacando la importancia de los éxitos en grupo. Una especie de “guerra fría”, que ya incluyó respuestas institucionales, como una primera intervención por parte del presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, molesto con Ter Stegen.

“Ter Stegen habla como si hubiera ganado 17 mundiales. No tiene derecho a reclamar nada. Neuer es el número uno, no hay discusión. No nos gusta que dañen la reputación de nuestros jugadores. Siempre será el mejor”, indicó el dirigente, quien en verdad estaba tan molesto, que apenas unos días después, en el partido que el campeón alemán le ganó al Estrella Roja por Champions League, lanzó una fuerte amenaza al seleccionado de ese país, comentario que seguramente iba dirigido al cuerpo técnico.

“No aceptaremos que haya un cambio (en la portería). Antes de que eso ocurra dejaremos de ceder jugadores a la selección”, fueron las declaraciones de Hoeness, divulgadas por Bild y que luego de varios días de confrontarlas y asegurarse de su veracidad las publicó.

Incluyendo a Neuer, son 5 futbolistas del Bayern Múnich que hacen parte de la Selección de Alemania: El defensa Niklas Süle; los centrocampistas Joshua Kimmich, Leon Goretzka y el delantero Serge Gnabry.

El escenario planteado por el dirigente del Bayern tiene consecuencias graves y no es una decisión tan radical, como parece. Si no presta jugadores a la selección, el club tendrá sanciones por parte de la FIFA. Los castigos van desde multas hasta la expulsión de competiciones.

Tal vez sea por este argumento normativo, que Hoeness prefiere guardar silencio, cuando se han tratado de comunicar nuevamente con él para conocer su pensamiento con relación a las declaraciones iniciales.