Marco Materazzi, un invitado de lujo que tuvo Boca Juniors






Por

El defensor italiano, recordado por su amplia trayectoria y porque en la final del Mundial 2006 fue quien recibió el cabezazo de Zinedine Zidane, estuvo en Argentina. Un hincha de lujo que tuvo Boca Juniors en el superclásico contra River Plate.

Estuvo allí, en compañía de su hijo Davide. Obviamente, compartieron con su compatriota Daniele De Rossi, quien no tuvo minutos en el partido definitivo por las semis en la Copa Libertadores. Marco Materazzi también sien te mucha admiración por todo lo que representa el club argentino y aún con la pesadez de ser eliminado en Copa Libertadores ratificó su sentimiento por el club.

Él y su hijo se tatuaron el escudo de Boca Juniors. Marco se lo hizo en el muslo, cerca de la rodilla. Mientras que Davide pidió que el tatuaje quedara debajo el gemelo de su pierna derecha. “Boca es un sentimiento”, escribió el joven aficionado en sus redes sociales, además de compartir una foto suya, luciendo el tatuaje, en el césped del mítico escenario de Boca.

Fue una visita especial, con ciertas licencias, como se esperaba por parte de una auténtica personalidad del fútbol. Materazzi se quedó con 45 camisetas de Boca, la mayoría marcadas con el apellido de su amigo Daniele, y al final del compromiso ingresó al camerino del equipo.

El viaje de Marco en realidad fue un regalo de cumpleaños que le hizo a su hijo. “Cuando le pedís a tu hijo que pida un deseo por sus 18 años y él te responde: Quiero ir a La Bombonera”, escribió en su cuenta de Instagram. También agradeció por todo el apoyo a Nicolás Burdisso, actual director deportivo de Boca Juniors.








Lea también

Futbol22.com Noticias de fútbol. Videos, encuestas, juegos, memes y mucho más