Cuando los jugadores arman motín contra el dueño del equipo: Caso Napoli

Los jugadores del Napoli se rebelaron contra una medida de la que no se tenían precedentes y que estalló en crisis. Al dueño del equipo, el millonario Aurelio De Laurentiis, se le ocurrió implantar una medida “militar”. Todos los jugadores y cuerpo técnico en concentración permanente hasta el fin de semana previo a las disputas de las fechas FIFA.

El cuadro napolitano arrastra una seguidilla de partidos sin victorias en la Serie A, cuando lo habitual, a juzgar por el desempeño obtenido en anteriores temporadas, era verlo en zona de vanguardia, luchando por el primer lugar. Era el rival a vencer por parte de la Juventus, siendo los protagonistas principales de la última en los últimos años.

En esta temporada 2019/2020 las cosas no van bien. Napoli se encuentra en la séptima casilla de la clasificación general, rendimiento que no se veía desde la temporada 2011. Para el dueño del club hay un problema de armonía y “trabajo en equipo” en el grupo. Necesita que en su grupo se vuelvan a ver motivaciones para levantar el rendimiento.

La medida fue dejar en concentración al equipo; es decir, permanecer lejos de sus hogares durante una semana. En teoría, la medida concluiría una semana antes del parón de clubes por las fechas FIFA para juegos entre selecciones.

“El equipo estará concentrado hasta el domingo antes del parón de selecciones. Ancelotti es un gran técnico y un gran caballero y no tengo razones para pedirle que lo haga mejor con respecto a lo ya ha hecho. El problema es el trabajo en equipo, la armonía. Y eso depende de los jugadores, que deben encontrar motivaciones”, dijo De Laurentiis en una entrevista a “Radio Kiss Kiss”.

A nadie en el plantel le sentó bien la medida. Ni siquiera el técnico Ancelotti, quien se manifestó públicamente contrariado por la decisión de su jefe. Como respuesta, una vez terminó el compromiso por Champions League en el que Napoli empató con el Salzburgo decidieron romper con lo establecido. No se concentraron de nuevo, sino que se fueron cada uno a sus casas. Este hecho ha sido interpretado como un motín de los futbolistas y hasta del entrenador porque así Ancelotti regresara al lugar donde debía estar el equipo, la posición parece ser de respaldo a su entrenador.

En un nuevo comunicado de prensa, el club expresó que hará todo lo posible por estar en defensa de sus intereses y cedió el manejo del equipo al cuerpo técnico. No se darán más explicaciones a los medios, pero quedó claro que el dueño está buscando una asesoría legal para establecer algún tipo de castigo al plantel. Así mismo, no se descarta alguna medida en contra del entrenador.

“El club informa que, con referencia al comportamiento de los jugadores del primer equipo ayer por la noche, martes 5 de noviembre de 2019, se procederá a proteger sus derechos económicos, patrimoniales, de imagen y disciplinarios en cada oficina competente. También se especifica que ha confiado la responsabilidad de la toma de decisiones en relación con la ejecución de los días de recogida por el primer equipo del entrenador del mismo Carlo Ancelotti. Finalmente, se anuncia que habrá silencio de la prensa hasta una fecha por definir”, fue el reciente comunicado de prensa emitido por el club.