¡Así no es! En México suspendieron un partido por gritos homofóbicos


Por

En el fútbol de México existen medidas para frenar los gritos racistas en las tribunas. Un protocolo que se resume en un aviso local, a través del sonido en los estadios, previniendo a los aficionados, llamándolos a la cordura y respeto.

Si el comportamiento persiste, ya que allí uno de los cánticos que más quieren erradicar es el “¡ehhh p…”, entonces el árbitro procede a hacer una suspensión momentánea del encuentro, buscando que con ello el aficionado entienda que este tipo de comportamientos no le hacen bien al espectáculo.

Pero si la situación sigue igual, no cesan los gritos racistas, entonces los jugadores se retiran del terreno de juego y si la situación no mejora habrá sanciones para el equipo local, que incluyen veto de estadio; es decir, partidos a puertas cerradas y seguramente una identificación de los hinchas que gritaron.

“Estimado aficionado: señala a quien cometa estos actos (…) los culpables serán retirados del estadio (…) la afición visitante también será sancionada”. Esa es parte de la gran campaña que adelantan en ese país. Hasta el momento, solo se había llegado al extremo de hacer una leve suspensión.

Sin embargo, en un compromiso por los cuartos de final (liguilla) entre Monarcas Morelia y León, un grupo de aficionados llevó las cosas al extremo. Fueron dos suspensiones las que tuvo este compromiso durante sus minutos finales y por primera vez en la historia del fútbol en ese país, el protocolo llegó al punto de ordenar la retirada de los jugadores del terreno de juego.

El partido finalizó con empate 3 – 3 y entre los jugadores del cuadro visitante que fueron presa de los insultos estaba el colombiano Yairo Moreno, de quien, dicen en los medios mexicanos, fue despedido con un vaso de cerveza que impactó en su espalda.



Lea también

Futbol22.com Noticias de fútbol. Videos, encuestas, juegos, memes y mucho más