10 apodos del fútbol relacionados con el Halloween

Especialmente con las películas de terror, que siempre tienen protagonistas en Halloween. Bien sea por su físico o algunas particularidades en sus estilos de juego, los apodos que les pusieron a estos jugadores se relacionaron con algunos de los protagonistas más famosos en el cine de miedo.

Hay jugadores que pasaron por nuestro país y una referencia especial por un colombiano, al que se recuerda demasiado por su pasado en clubes como Bucaramanga, Junior, Envigado y Millonarios, entre otros.

Aprovechamos el espacio no solo para dejar constancia de los apodos, sino explicar por qué les pusieron así. Además, más de uno se quedó para siempre con ese mote. Los recuerdan más por cómo les decían, que por el nombre original.

1. Hirving “Chucky” Lozano

Al extremo mexicano, de grandes condiciones y un estilo de juego típico de un jugador con habilidad, el apodo no obedece propiamente a lo que ofrece en el campo de juego. Sus rasgos faciales, similares a los del personaje de las películas de terror, propiciaron este apodo.

2. Paolo Guerrero: “Depredador”

Un sobrenombre que le viene muy bien al atacante peruano, que por sus condiciones especiales de juego, especialmente lo letal que ha sido en el área, ha sido denominado en esta forma. En algún momento de su carrera, cuando su look cambió por trenzas en su cabello, más similitud encontraron quienes defendieron la utilización de ese nombre para referirse al veterano atacante inca.

3. Marco Antonio “Chiquidrácula” Rodríguez

Un árbitro (ya retirado) que no se escapó de un sobrenombre bien particular. Por su apariencia, el cabello engominado y el estilo al momento de dirigir lo asociaron con el popular villano en las películas y libros de terror. Claro que, al momento de atribuirle ese sobrenombre, no olvidaron su corta estatura.

4. Juan Sebastián “La Brujita” Verón

Este sobrenombre fue una especie de herencia, ya que a su padre le decían “La Bruja”. De cualquier manera, esta familia supo brindarle al fútbol mágicas exposiciones de talento. A Verón (padre) se le recuerda con mucho agrado en Colombia porque pasó por el Junior de Barranquilla.

5. Luis Antonio “Cadáver” Valdez

Este sobrenombre, aparte de ser bastante llamativo y hasta despectivo, se lo debemos a los mexicanos. ¡Le pusieron “cadáver” a un jugador! El personaje en cuestión es Luis Antonio Valdez, quien jugó en Chivas e integró la Selección de México que compitió en el Mundial de Estados Unidos 1994.

6. Orlando “El Fantasma” Ballesteros

Este es un clásico de Colombia. Durante muchos años a Orlando Ballesteros se le apodó así, “El Fantasma”. De repente aparecía para marcar goles. Una fama de goleador que lo hizo bastante famoso, aunque el propio jugador pidió después que lo dejaran de llamar así. Entonces fue apodado “El Fantástico”.

7. Jaap Stam: La Momia

Uno de esos defensores con un físico corpulento y estilo de jugar que perfectamente atemorizaba a los delanteros que osaran con enfrentarlo. Una muralla defensiva, fue un gran central holandés. El apodo caló perfecto con su condición.

8. Marco Antonio “El Diablo” Etcheverry

Impresionante jugador boliviano, a lo sumo el mejor de toda la historia en ese país. Etcheverry tuvo un paso por el América de Cali en el año de 1995. Integrante de la generación más exitosa del fútbol en Bolivia, disputó el Mundial de Estados Unidos 1994.

9. Gabriel “El Demonio” Hauche

El mote que le pusieron a este delantero obedeció a los mejores años de su carrera profesional (especialmente cuando jugó en Racing). En Colombia se le recuerda porque pasó por Millonarios y actualmente es uno de los jugadores claves de Argentinos Juniors.

10. El ‘Estrangulador’ Çetin

Sin necesidad de indagar más por él, el solo apodo ya nos debe dar algunas referencias sobre lo que solía ser en el campo de juego. Recio, duro defensor y con un aspecto que en verdad intimidaba a los adversarios. Servet Çetin jugó en equipos importantes de Turquía como el Galatasaray y Fenerbache.