Deportes Tolima sería el nuevo destino de Juan Pablo Nieto

Juan Pablo Nieto regresó a Atlético Nacional tras cumplir su periodo de préstamo en el Once Caldas. Sobre su situación habló el propio técnico Juan Carlos Osorio.

El entrenador del cuadro Verdolaga dejó claro que Nieto no está en sus planes y que lo mejor para el jugador es buscar un club donde tenga continuidad. Hay una posibilidad de ir a otro equipo colombiano, distinto al Once Caldas.

Juan Carlos Osorio no se refirió a Juan Pablo Nieto con términos distantes. Es más, quedó sorprendido con la forma en que ha venido trabajando. Si bien no está en sus planes, sí ha entrenado y eso no lo pierde de vista el entrenador de Atlético Nacional.

“Juan Pablo Nieto se convirtió en un atleta. Me ha dejado sorprendido. Es una decisión del club si lo presta al Once Caldas o a otro club. Lo mejor para Juan es la competencia y en estos momentos no se la podemos dar. Esperemos que a futuro lo podamos necesitar”, explicó.

Juan Carlos Osorio director técnico Atlético Nacional

El regreso de Nieto al Once Caldas es complicado, ya que en Nacional se aspira a subir el valor de su préstamo y en esa diferencia económica radica la dificultad de volverlo a ver con la institución de Manizales. Durante el año que estuvo allí, Juan Pablo disputó un total de 45 compromisos entre Liga, Copa y Sudamericana. Marcó 3 goles. Fue figura con el Blanco especialmente en su primer semestre.

Otra opción que tendría Juan Pablo Nieto en el mercado de fichajes es convertirse en nuevo integrante del Deportes Tolima, club que ya cuenta en sus filas con Hayen Palacios, futbolista propiedad de Atlético Nacional. Esa es una posibilidad más clara que la del Caldas.

A sus 26 años, el volante ofensivo espera definir pronto su situación deportiva. En Nacional no tiene chances por la gran cantidad de jugadores que ya tiene el club en esa posición y por ese detalle no se contempló su retorno. Por lo pronto, sigue en pretemporada con el club.

Por su parte, Atlético Nacional también adelanta una labor de depuración del plantel, en especial con aquellos jugadores que regresaron de préstamo (caso Juan Pablo Nieto) o juveniles a los cuales se les dio la oportunidad de ir a otros clubes para ganar experiencia, como pasó con el zaguero central Nicolás Hernández y el arquero Kevin Mier, transferidos en préstamo durante un año a Independiente Santa Fe.