Alexis Henríquez: “Ser ídolo en Nacional es lo máximo, pero no lo dimensiono todavía”



Alexis Henríquez, ex Atlético Nacional



Por

Alexis Henríquez conversó con Felipe Muñoz, uno de los líderes de Los Del Sur, y además de repasar su carrera deportiva, rememoró su consolidación y compartió anécdotas de su estadía en Atlético Nacional.

El defensa comenzó recordando el complicado momento que vivió a su arribo, cuando la hinchada no era muy paciente con su rendimiento. La adaptación de cada persona es diferente. Yo venía de ser un jugador importante en Once Caldas, de hacer historia en el club. Yo sabía lo que era Nacional, pero no que significaba tantas cosas que uno solo se imagina estando allá adentro. O sea, desde el primer día ya están exigiendo títulos, normal de un equipo grande, pero también deben saber que hay jugadores distintos”, expresó.

Para el exfutbolista de 37 años, la situación se tornó tormentosa. “Yo no me preocupaba por mí, sino por el hijo mío, que estaba pequeñito. Me decía: ‘Papá, ¿por qué te dicen hp?’. Y yo: ‘¡Ah! Es que ellos hablan así. No les pares bolas’. Entonces, que ‘yo no quiero ir más al estadio’ y yo le dije: ‘Eso es decisión tuya’. Pero esa fue la motivación mía, porque yo decía: ‘No, yo no traje al hijo mío a sufrir acá, tiene que disfrutar’. Entonces el Once Caldas me llama: ‘Véngase pa’ acá, que lo queremos’ y yo dije: ‘No, yo estoy acá, no me puedo ir y yo acá tengo que poder’. Bueno y bendición de Dios que llegó el profesor (Juan Carlos) Osorio y después le pegó con la llegada de Juan Pablo (Ángel)”, relató.

Leer más: Neyder Moreno, otro de los jugadores que regresaría a Atlético Nacional

Según el Capitán Libertador, apodo que recibió por ser uno de los artífices de la conquista continental en 2016, Ángel fue pieza clave en la construcción del éxito de la institución durante los últimos tiempos. “Yo llegaba normalmente a las 7:20 a.m. Yo siempre era de los primeros y veía a ese man sudando ahí. Yo empezaba movilidad y estiramiento, y él me decía: ‘Hey, Alexis, vení, eso no sirve para nada. Tú puedes estirar, pero no vas a ganar nada. Vení pegate acá a trabajar conmigo’. ‘Tratame serio’, le decía yo. ‘Yo qué voy a estar trabajando gimnasio, a mí no me gusta”, contó.

Y continuó: “Yo pensaba que yo no necesitaba eso y él me decía: ‘Alexis, el día que choqués conmigo te vas a dar cuenta’. Y un día me coge esa bestia y me salta, me sacó como metro y medio. Me chocó y me tiró por allá, yo sentí que me había pegado Mike Tyson. Se acabó el entreno y me dijo: ‘Venga, usted para chocar conmigo tiene que utilizar toda su energía. Si usted empieza a hacer gimnasio, a trabajar lo que yo estoy trabajando, no tiene que utilizar nada de energía. O sea, nada más con el movimiento que usted haga y usted que es fuerte por naturaleza, va a sacar ventaja’”.

Luego de un mes de insistirle, el exdelantero de River Plate y Aston Villa (Inglaterra) lo persiguió hasta su casa para enseñarle a mejorar la musculación. “Juan me decía: ‘El talento tuyo es tuyo, eso no te lo va a quitar nadie. Pero agrégale más cosas a lo tuyo, para que veas que todo se te va a dar más fácil. Vas a saltar más, vas a competir más, no te vas a cansar cuando vayan 70 minutos, vas a tener más energía y la alimentación tiene que ser diferente’, porque yo era adicto al dulce y Juan me quitó el dulce”, añadió.

Leer más: Atlético Nacional haría uso de la opción de compra de Aldair Quintana

Ese tipo de acompañamientos, Ángel los replicó con otros compañeros como Stefan Medina y demostró que su aporte más allá de los goles, igualmente estuvo por fuera de las canchas. “La gente fue muy cruel con Juan Pablo. Todo lo que pasó en el club desde la llegada de Juan Pablo, él tiene un porcentaje muy grande en todo lo que conseguimos nosotros”, apuntó.

El samario se convirtió -junto con el arquero Franco Armani– en el más veces campeón del Rey de Copas, con 13 trofeos. No obstante, no mide aún su importancia en el Verde.

“Yo salgo a la calle y me dice un niño: ‘Tú eres mi ídolo’. Y yo: ‘No, yo no soy ídolo. Yo nada más traté de hacer mi trabajo bien’. Como siempre se lo dije a todos: ‘Yo voy a quedar en la historia del club’. Yo cuando llegué acá, dije: ‘El equipo que más estrellas tiene acá es Millonarios y voy a estar en la lista de jugadores del equipo con más títulos’. Yo trataba de convencerlos a todos: ‘Vamos a ser el equipo más ganador de Colombia, acá no puede haber otro equipo más ganador’. Después me dicen que acá ninguno ganó tres títulos seguidos y yo: ‘¡Ah bueno! Vamos a hacer historia, vamos a ganar tres títulos seguidos’. Después, la presión de la Copa Libertadores y yo: ‘Hay que ganar la Copa Libertadores, porque se está hablando de los jugadores del 89, que pasó hace 25 años. De nosotros también van a hablar toda la vida. Vamos pa’ esa. Vamos a pelearla’. O sea, yo pensaba así”, agregó.

Leer más: Atlético Nacional extendió el contrato de Juan Carlos Osorio

En enero del presente año, el Verdolaga homenajeó al hombre de 1.92 metros de estatura, despidiéndolo delante de más de 10 mil asistentes en el estadio Atanasio Girardot, como muestra de la grandeza que representa en las páginas históricas del conjunto más laureado del país. “En estos días me decía un amigo mío: ‘Hey, yo soy hincha de Nacional y tú no te alcanzas a imaginar lo que tú eres para los hinchas de Nacional. O sea, tú estabas entre los diez mejores jugadores en la historia de Nacional’. Él me dice: ‘Andrés (Escobar) te supera, porque Andrés es lo más importante, porque Andrés es inmortal. Pero si fuera por los títulos, pueden jugar juntos”, comentó.

Finalmente, Alexis Henríquez, que se graduó en 2018 de entrenador en la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA), se refirió a la trascendencia que tuvo para él haber pasado por el elenco antioqueño. “Ser figura en Nacional es difícil. Ser figura en otro equipo en Colombia e ídolo, eso lo digo con todo el respeto, no tienen la dimensión que hay. A mí me dicen: ‘Tú eres ídolo del Once Caldas’, pero no tiene la misma dimensión de 14 millones de hinchas y jugar en Nacional no es lo mismo que jugar en otro equipo, porque yo jugaba en Once Caldas y no había la misma presión que hay acá. Ser ídolo en Nacional, para mí, es de lo máximo; pero la verdad, no lo dimensiono todavía”, cerró.

Las directivas del Verde determinaron retirar el número 12 de las camisetas, en señal de la gratitud que tendrán eternamente hacia Charales, el apellido con el que el zaguero pedía que le marcaran sus casacas.

Alexis Henríquez Atlético Nacional Copa Águila 2018








Lea también

Futbol22.com Noticias de fútbol. Videos, encuestas, juegos, memes y mucho más