Los favoritos del mundial femenino

Ya entramos en la fase más emocionante de la competición. Como ocurre con cualquier otra modalidad deportiva, cuando llegan las rondas donde uno sigue, el otro muere, es cuando realmente se pone interesante el torneo.

En este caso estamos hablando del mundial de fútbol femenino, que alcanza su octava edición y que este año se está celebrando en Francia. Hay que destacar que la repercusión mediática que ha alcanzado esta ocasión no tiene precedentes y se puede afirmar con rotundidad que habrá un antes y un después de este mundial.

Ganadoras todas

Ganadoras todas. Todas y todos, pues al fin y al cabo el deporte no entiende de sexos y a buen seguro que él siempre considerado fútbol masculino puede verse favorecido por el modus operandi que las féminas ya están aplicando.

Pero la verdad es que solamente una selección será la que consiga el próximo 7 de Julio llevarse el título a casa y de las 24 que empezaron, ya tan solamente quedan 8…

Si bien es cierto es que en fútbol no hay rival pequeño y que en este tipo de competiciones, sobre todo, no se puede dar por ganador a nadie,  no menos verdad es que hay algunas selecciones a las que se les presupone con más opciones que a otras.

Si has de apostar por una selección ganadora deberás tener en cuenta no solamente el estado de forma o las jugadoras, sino también la casa de apuestas online donde vas a hacer la apuesta, pues no todas funcionan igual y algunas aportan más y mejores bonos de bienvenida, promociones y premios que otras.

Si necesitas saber cual es la mejor, en Betcompara podrás ver bajo un mismo dominio varias de las alternativas más fiables del sector para que sepas donde podrás conseguir mejores ingresos.

A continuación, mostraremos cuál sería nuestro orden en función de las opciones para ganar este mundial 2019.

Estados Unidos

No solamente por ser la principal potencia mundial y ser el equipo más laureado del torneo, sino por la cantidad de jugadoras (Megan Rapinoe, Alex Morgan, Carli Lloyd, Lindsey Horan…).

La fase de grupos la pasaron de forma holgada (con una victoria por 13-0 sobre Tailandia…), aunque la eliminatoria de octavos de final ante España sufrieron más de lo previsto.

Alemania

La otra gran favorita y por motivos similares (Palmarés temible y jugadoras contrastadas como Dzsenifer Marozsán, Lea Schüller o alexandra Popp). Actualmente son las segundas en el ranking de la FIFA tras las norteamericanas.

Ganaron todos sus partidos de fase de grupos y golearon a Nigeria en octavos de Final.

Inglaterra  

La tercera en discordia, aunque quizás antes del comienzo del campeonato, las opciones no fueran tan favorecedoras como una vez alcanzados los cuartos de final. Y es que el equipo actualmente es competitivo y además muestra un plus de confianza y ambición.

A destacar su líneas defensiva donde destaca su capitana Steph Houghton o Lucy Bronze, un puñal por banda derecha.  También hay que destacar a su goleadora, Jodie Taylor.

Francia

No solamente juegan en casa y en su plantel hay 7 jugadoras del Olympique Lyonnais, sino que ofrecen una calidad técnica envidiable.

A destacar, su goleadora Eugénie Le Sommer o Wendy Renard, una de sus defensas centrales.

Si consiguen ganar a Estados Unidos en cuartos de final, posiblemente ya sea difícil pararlas.

Suecia

Es verdad que es un equipo que siempre hay que tener en cuenta pero ha bajado algo el nivel y ya no son tan temibles como hace 4 años., porque sus principales jugadoras como Fischer, Lindahl o Seger ya están apurando sus últimas patadas al balón.

No obstante, casi siempre están en estas rondas…

Italia

Sobre el papel no entraba ni en muchas apuestas para estar en cuartos de final, pero se trata de un equipo vistoso en pleno proceso de formación y que a ilusión no le gana nadie. A destacar su centrocampista Manuela Giugliano y su goleadora Barbara Bonansea.

Holanda

Ha pasado su fase grupos de forma notable, pero la verdad es que son algo previsibles. A destacar la jugadora del Barcelona, Lieke Martens.

Noruega

Siguen siendo un equipo competitivo, pero el hecho que Ada Hegerberg, actual balón de oro, merma mucho sus posibilidades de éxito.