Rafael Pérez fue el centro de atención en el Arena da Baixada, pero por el escándalo que formó en el terreno de juego: le recriminó a Jarlan Barrera por la pena máxima que falló en la prórroga, empujó a Daniel Moreno y también trató de agredir a Luis Díaz.

La violenta reacción de Rafa disgustó al capitán Sebastián Viera, sin embargo, ni él pudo calmar los ánimos del defensor. Al cartagenero lo habría sacado de casillas una discusión que tuvo con el director técnico Julio Comesaña, quien finalmente logró tranquilizar al zaguero.

Minutos después de ese show, el Tiburón perdió el título de la Copa Sudamericana 2018 en la definición por penaltis, en donde Atlético Paranaense ganó 4-3.

A continuación, la pataleta de Rafael Pérez en Curitiba:

Continúe leyendo:

*Felipe Pardo: “Volveré, no sé cuándo, pero volveré”

*Juan Fernando Quintero: “¡Vamos con toda, rojito!”