En territorio portugués se cruzaron las selecciones de Cristiano Ronaldo y Paul Pogba. Solo hubo un gol sobre el final del partido. Golazo. Un lindo tiro libre que no fue de alguno de ellos. Lo marcó Mathieu Valbuena.