Tres meses después, Lunari habla de su salida de Millonarios

Luego de más tres meses de haber partido de Millonarios, Ricardo Lunari cortó su silencio y se refirió a varias situaciones relacionadas con su despido. El ‘Mono’aseguró no haber tenido problemas con los jugadores, sostuvo que fue víctima de una crítica despiadada por parte de algunos sectores de la prensa y reconoció el error de no haber sido más riguroso con los refuerzos que arribaron a su equipo.

Con su habitual franqueza, Lunari prefirió no dar nombres propios en relación con quienes fueron destructivos a la hora de hacer críticas: periodistas, hinchas y figuras cercanas al club. De cualquier manera, el argentino, en diálogo con el programa El Alargue de Caracol Radio, dijo estar agradecido con la experiencia de haber dirigido a Millonarios.

Sus sensaciones tras haber sido entrenador del equipo: “Me quedaron cosas positivas, casi todas buenas. El final no fue el deseado, pero el fútbol tiene estas cosas. Lamentablente, mi salida se precipitó, creo que hubo un apuro de la dirigencia por terminar el contrato y no pudimos terminar como hubiéramos querido, pero para mí fue una experiencia enorme haber dirigido a Millonarios”.

¿Quién impulsó su salida?: “Nunca supe – ni lo voy a saber- quien precipitó mi salida del equipo. Yo creo que en ese momento teníamos una seguidilla de partidos de local que seguramente nos habrían ayudado a recuperar el terreno perdido. Habíamos dirigido siete partidos, de los cuales cinco habían sido de visitantes y no entendí esa falta de paciencia de la dirigencia”.

El respaldo de los futbolistas a su trabajo: “Los jugadores están fuera de discusión. Si yo hubiera sabido de que hubiese alguien que no tirara el carro para la misma dirección que nosotros lo habría separado del plantel inmediatamente. No quiere decir que no lo haya habido, pero no lo noté. Nunca tuve problemas graves con ninguno de ellos”.

Los críticos constantes de su trabajo: “Siempre estuvieron y seguirán. Ahora están esperando que caiga el ‘profe’ Israel y más adelante estarán esperando ese momento para poder llegar a ese lugar. Es algo muy apetecido ser el técnico de Millonarios, es un privilegio y hay mucha gente interesada en tener ese puesto. Es gente que no ha tenido mucho éxito en su carrera profesional y por eso andan tratando de usar a Millonarios para ser más famosa”.

Su agradecimiento con Millonarios: “Estoy agradecido con el presidente Camacho, que siempre estuvo al lado mío. También con los jugadores, que con muy poquito hicieron una gran campaña, y a toda la gente del club: los administrativos, los médicos, los kinesiólogos, a todos”.

Sobre la prensa tendenciosa: “Desde la distancia, todavía no termino de entender la saña con que me trataron algunos periodistas. El poner a la gente en contra de mí, cuando hicimos un gran campeonato con un fútbol que le gustaba a la mayoría de los hinchas. Tuvimos la apuesta de ser ofensivos y nos desprotegíamos atrás, pero nunca tuvimos la idea de ser mezquinos. Nunca me voy a arrepentir de lo que hicimos”.

La autocrítica de su paso por el ‘Embajador’: “Me equivoqué en no exigir mayor respeto de la dirigencia hacia mí. Cuando terminó el campeonato en que perdimos la semifinal ellos me llamaron y me dijeron que no contaban más conmigo. Me equivoqué, cuando recibí dos días después un nuevo llamado, al decirles que sí. Debí haberles dicho que no, porque ellos ya pensaban que yo no era la mejor opción. No los comprometí a traer jugadores de la jerarquía de los que se habían ido. Por ese ánimo de querer dirigir a Millonarios no tuve el pensamiento de decir: ‘en estas condiciones no puedo continuar”.

Hay posibilidades de dirigir de nuevo en el país: “He hablado con algunos clubes de Colombia, pero por supuesto no puedo decir cuáles son. Mi representante tuvo conversaciones con dos equipos de primera división. También hay posibilidades en Argentina, Chile y Ecuador”

La presión de dirigir a un grande: “Millonarios me dejó aprendizaje, me abrió una puerta, me permitió hacerme conocido en Colombia como entrenador y seguramente en otro club con menos pretensiones o no tan popular, con una presión normal, podré seguir mi carrera con tranquilidad”.

Cortesía de entrevista: El Alargue de Caracol Radio