Obligación cumplida. Millonarios selló su clasificación para los octavos de final de la Copa Águila, luego de vencer a Tigres en Techo por 2 a 1. El equipo visitante abrió el marcador, pero Henry Rojas y Óscar Barreto condujeron la remontada.

El duelo inició con castigo prematuro para Millonarios, pues apenas cuando corría un minuto de juego, Tigres se adelantó en el marcador. Mazazo y gol de camerino anotado por el delantero Arley Bonilla que marcó de cabeza.

Ese tanto ya planteaba una tesitura distinta: Millonarios, que fue sorprendido en la primera jugada, debió remontar un partido frente a un equipo que a partir de gol resignó por completo el ataque y apostó por conservar a cualquier precio una victoria que le daba luz hacia la posibilidad de clasificación.

Pero el ‘Embajador’ se fue al abordaje en busca del empate. Rafael Carrascal fue el motor desde el mediocampo, mientras que Yulián Mejía el hombre que dejó mano a mano a Jhonatan Agudelo. Óscar Barreto y Henry Rojas, las alas que explotaron los costados.

Y ese, el juego por los extremos, fue justamente el arma de Millonarios para vulnerar a un Tigres que reconociendo sus propias limitaciones fue recostándose en su campo, bajo el mando de John Jairo Bodner. Antes el ‘Embajador’ intentó lograr al empates con cobros de pelota quieta lanzados por Yulián Mejía y que fueron bien controlados por el portero César Giraldo.

La recompensa a la insistencia de Millonarios llegó en el minuto 19. La jugada la propició Jhonatan Agudelo, quien se vio con confianza y dinámico en ataque, en combinación con Óscar Barreto, quien también comenzó a demostrar mejorías. El mismo Agudelo ingresó al área y habilitó a Rojas, que marcó debajo del arco.

A esa altura, el ‘Embajador’ comenzó a detectar una sociedad que fue punto de quiebre para Milonarios: Agudelo y Barreto, una mixtura de desequilibrio, habilidad y ganas por encontrar más oportunidades en el equipo. No obstante, y pese a la insistencia, el equipo de Rubén Israel no halló un tanto más en el primer tiempo.

Tigres, aunque táctico y disciplinado, no soportó durante mucho lapso el avance de Millonarios, que logró el gol que significó la victoria y la clasificación a los 13 minutos del segundo tiempo. Llegó tras un acción de contraataque impulsada por Yulián Mejía que filtró un pase hacia Agudelo, quien llegó al área y asistió a Barreto. Formula similar, distintos protagonistas.

Ya Millonarios había logrado remontar y estaba certificando su paso a los octavos de final. Así y todo, Tigres tuvo la oportunidad de empatar apenas cinco minutos después cuando Andrés Cadavid cometió una falta en el área sobre el delantero Arley Bonilla, que el árbitro Ramiro Pabón sancionó como penal.

Esteban Miranda tomó la pelota, pero Ramiro Sánchez, como el duelo anterior por Copa, volvió a atajar un penal que valió para que Millonarios no perdiera la ventaja. El ‘Embajador’ pudo haber encontrado el tercer tanto por intermedio de Rafael Carrascal, en tiro libre, pero la pelota pasó apenas cerca del vertical.

El equipo de Rubén Israel consigue su cuarta victoria en el certamen y asegura su clasificación a falta de una jornada. También afianza su liderato a cinco puntos del segundo que es La Equidad, que tiene dos partidos menos. En la última fecha, el ‘Embajador’ deberá firmar su supremacía en el grupo.

Ficha técnica

Millonarios: Ramiro Sánchez; Carlos Valencia, Stiven Vega, Andrés Cadavid y Deiver Machado; Mario González (Rafael Robayo), Rafael Carrascal, Óscar Barreto (Jorge Carrascal), Yulián Mejía y Henry Rojas; y Jhonatan Agudelo (Santiago Mosquera). DT, Rubén Israel.

Tigres: César Giraldo; Fabio Mina, Carlos Lasso, Alejandro Uribe y José Cortina; Ángel Bonilla, Óscar Morera, Andrés Cueto y Luis Avendaño; Arley Bonilla y Esteban Miranda. DT, John Jairo Bodner.

Goles: Arley Bonilla (1′); Henry Rojas (19′), Óscar Barreto (58′)

Árbitro: Ramiro Pabón.

Estadio Metropolitano de Techo