• Noticias
  • Fixture
  • Posiciones
  • Grupos
  • Sedes
  • El Mundial en Redes
  • Fotos
  • 7 abril 2018 - Por: Jeison Cifuentes Pérez

    Millonarios rescató un punto del estadio Metropolitano de Techo


    La Equidad y Millonarios empataron sin anotaciones en el estadio Metropolitano de Techo. Más fuerza, físico, que fútbol. El gran ausente fue el gol.

    Partido clásico entre dos equipos que manejan muy bien los conceptos en defensa, pero en ataque se sienten las limitaciones por no contar con futbolistas de buen pie. Se conocen muy bien estos rivales. Duelo cerrado, de pocos espacios y escasas oportunidades de gol en las dos porterías, especialmente en el primer tiempo. Lo mejor del juego en cuanto a emociones se apreció en el final.

    Se preocuparon más en no dejar jugar al contrario, que en buscar fórmulas de ataque para llegar a gol. La media distancia tampoco fue un recurso generoso. Siempre había uno o dos jugadores en la retaguardia, como perros de presa dispuestos a evacuar el riesgo.

    Este juego entre La Equidad y Millos se pareció mucho a las confrontaciones que tuvieron en los Cuartos de Final del pasado campeonato. Solo alguna chispa de talento, o un error protuberante, desarmaría las estructuras de juego planteadas por los entrenadores.

    La intensidad fue el recurso implementado por Millos para presionar a su rival en la salida. Así se produjo algo de fútbol en el segundo tiempo y por fin apareció una clara jugada de gol, que infortunadamente para los intereses del cuadro Embajador fue malgastada por Christian Huérfano en la definición.

    De físico, corriendo y presionando. A eso le apostó el plantel albiazul, inclinando la cancha a su favor. Mantuvo el juego en esa zona, sin dejar salir a La Equidad. Lo encerró, asumiendo el riesgo de ser sorprendido en un contragolpe. La ambición de triunfo es algo que no se le puede discutir al plantel de jugadores que disputaron este compromiso.



    Aunque La Equidad también se acercó, jugada en la que Faríñez se lució, Millonarios merecía los tres puntos. Pero fue más el empuje que el talento. Las variantes (Ovelar y Murcia) en la parte de ataque no tuvieron el efecto deseado. Incluso se pudo perder sobre el final con un remate de cabeza por parte de Carlos Peralta que pegó en el palo y otro tiro desviado en tiempo de adición.

    Un empate sin goles que, sin ser malo, dejó cierto sinsabor entre la afición.


    Descarga la App oficial de FUTBOLETE y entérate primero de las últimas noticias. Disponible en App Store y Google Play. ¡Únete a la comunidad futbolera más grande de Colombia!













    Deje un comentario a continuación



    Click aquí para ver más noticias

    visitor stats