17 agosto 2018 - Por: Jeison Cifuentes Pérez

Entre gladiadores y generales. ¿Quién le aportó más a Millos?


Siempre que se juegue contra el Cali y allí esté Andrés Pérez es inevitable dejar de recordar su pasado azul. Una historia muy similar también se vivió con Gerardo Bedoya. De respetados a poco aceptados. Más allá de revivir polémicas, reflexionamos sobre lo que cada uno brindó a la institución.

Los dos, en su momento, queridos por la afición. Estandartes del equipo. Liderazgo, entrega y sí, amor por la camiseta. También, por cosas del destino, terminaron jugando en equipos rivales de Millos: Gerardo Bedoya pasó a Santa Fe, mientras que Andrés Pérez se convirtió en ídolo del Deportivo Cali.

Pérez tuvo dos etapas en Millos. La primera magnificó su estilo de juego, llevándolo a ser considerado como uno de los grandes volantes de marca que tenía el fútbol colombiano a principios de este siglo. Regresó de su experiencia internacional, tras un paso poco afortunado por el fútbol argentino en San Lorenzo, Quilmes y Arsenal de Sarandí, sin la misma repercusión de antes. Curiosamente en 2007 compartió con Gerardo Bedoya, en ese entonces titular indiscutido.

Desde el año 2009 juega con el Cali y con este club recobró su condición de gladiador. No hay un solo hincha del club Azucarero que no se sienta identificado con él. Lo tienen en un pedestal, mientras que aquí, del lado azul, pasó al campo de la animadversión.

Por su parte, Gerardo Bedoya llegó a Millonarios en medio de la resistencia porque su último club en nuestro país antes de arribar a Bogotá fue Atlético Nacional. Entre el 2007 y 2009 defendió la camiseta azul, con total profesionalismo.



Su fútbol reverdeció porque mientras fue dirigido por Juan Carlos Osorio encontró la reinvención. Convertido a volante de marca, Bedoya despertó más elogios que críticas y con semejante nivel hasta tuvo de nuevo una oportunidad de estar en Selección Colombia, convocado por el entonces técnico del seleccionado Tricolor, Eduardo Lara.

Después de jugar una temporada con el Boyacá Chicó, Gerardo Bedoya pasó a Santa Fe y desde día la imagen de su pasado albiazul quedó salpicada por la “traición”. De la misma forma que aportó en Millonarios brilló con el cuadro Cardenal.

Dejando atrás el pasado en Millonarios, Pérez y Bedoya tuvieron algunas situaciones polémicas que exacerbaron a la afición albiazul. Solo por recordar las sonadas declaraciones de Andrés en las semifinales del Apertura 2015, cuando dijo “allá se mueren”, refiriéndose al partido de vuelta que se jugaría en Palmaseca.

O esta de Gerardo Bedoya, en un clásico capitalino jugado en el Finalización 2012, cuando le propinó una fuerte patada a Jhonny Ramírez. El hincha ya venía algo molesto tras verlo festejar el título de Liga con Santa Fe en el primer semestre de ese año, para luego toparse con este incidente, del cual le quedaron varias fechas de sanción como consecuencia.













Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats