La llegada de Jorge Serna como director del fútbol base  parece un paso firme de Millonarios hacia un proyecto de consolidación de las divisiones menores. En menos de cuatro meses, el ‘Chamo’ ha sido el motor un proceso de cantera que parece ambicioso y cuyos resultados esperan verse a mediano plazo.

Serna está muy comprometido con la cantera de Millonarios. Su experiencia en selecciones Colombia y en el fútbol amateur avalan su condición de formador de jugadores y en el club capitalino apunta a descubrir talentos, darle más oportunidad al jugador bogotano, acompañarlo en sus procesos y captar talentos en todo el país.

Su intención en Millonarios es construir un fútbol base con sentido de pertenencia y continuar con una herencia que ha dado jugadores como Stiven Vega, Jorge Carrascal, Jéfferson Tarifa, Hárold Santiago Mosquera y Nicolás Murcia, hoy con participación en el equipo profesional.

Serna tuvo una entrevista muy emotiva con los periodistas del programa El Ballet Azul Radio de Radio la Red de RCN y en ella contó cómo han sido estos meses de trabajo en la consolidación de un proceso de divisiones inferiores, que ha sido respaldado por la junta directiva, Norberto Peluffo y el cuerpo técnico del plantel profesional.

“En Millonarios encontré un gran trabajo hecho, vinimos a complementar ese trabajo con nuestro proyecto deportivo”, recalcó el ‘Chamo’, quien ha estado al tanto de los torneos del fútbol base y hace una labor incansable de buscar talentos en todo el país.

Uno de los puntos clave de su trabajo en la formación de futbolistas para la cantera de Millonarios es acompañarlos con un proceso piscológico que ahonde en sus intereses, personales pero que transforme el paradigma de que el futbolista bogotano es talentoso, pero poco consistente. Ello hace parte de su proyecto con el fútbol formativo del club.

“Nuestro deseo es que los niños y jóvenes que lleguen a Millonarios tengan cariño por el club y construir un sentido de pertenencia y disciplina desde que están en la cantera. Hay muchos jugadores con talento que, de seguir un buen proceso, podrán llegar a ser profesionales. En 2 años tendremos resultados maravillosos”, enfatizó Serna.

Dicha apuesta y convicción por la cantera no encontraría sentido sino hay un respaldo en el equipo profesional, pero esa intención de consolidar un proceso también hace parte de los axiomas de Rubén Israel, que ha insistido en la necesidad de configurar un proyecto que garantice resultados en el tiempo y rebase las coyunturas.

En ese sentido, Israel ha empezado a darle oportunidades a jugadores canteranos que se afianzan en el primer equipo: Stiven Vega, Santiago Mosquera y Jorge Carrascal –quien ya habría sido vendido al Sevilla de España– ya integran el primer plantel y hacen parte de una camada de talento forjado en casa con posibilidad de exportación.

Después de muchos decenios esperando un proyecto serio en la cantera, Millonarios ha comenzado a dar pasos hacia un hecho que es soñado por los hinchas: construir un equipo con sentido de pertenencia y arraigo con el club. Según el ‘Chamo’ Serna, el futuro del fútbol base del club ‘Embajador’ es promisorio.