<
>

El regreso de Mario González en el Atanasio

Después de más dos años y luego de superar la leucemia y un trasplante de médula, Mario González volvió a disputar minutos de un partido del fútbol colombiano. No lo hacía desde el 13 de agosto de 2013 en un juego contra Envigado en el Polideportivo Sur y retornó para un duelo decisivo de Millonarios frrente a Independiente Medellín en el Atanasio.

En la penúltimo partido del ‘Embajador’ en el semestre se dio un regreso tan esperado como conmovedor. González ingresó en el minuto minuto 64, en reemplazo de Rafael Robayo, en medio de los aplausos del Atanasio Girardot que recibió con aprobación a un futbolista que superó su propia adversidad personal.

Actuó 20 minutos y junto a Máyer Candelo le dio un matiz de posesión de balón, que intentó conducir a Millonarios hacia un empate que no llegó. El bogotano participó por cuarta ocasión en un duelo del ‘Embajador’. Lo había hecho en el segundo semestre de 2013, al mando de Hernán Torres, frente a Once Caldas, La Equidad y Envigado.

Las plataformas sociales se volcaron para celebrar el regreso de Mario González a las canchas. Un día inolvidable para él y para los aficionados del fútbol colombiano.

Millonarios quedó eliminado y en medio de una noche lluviosa y de tristeza para la hinchada, conmueve el retorno de un futbolista cuya historia sirve de ejemplo ante la adversidad. El pesimismo hoy nubla la relevancia de su regreso que es significativo no tanto por lo deportivo, sino por lo humano. Una muestra de templanza, voluntad y amor propio que hoy son carencia en el interior de un club como el ‘Embajador’.

Etiquetas

, , , , ,

Siguiente


Internacional