Cuando el Pecoso Castro fue entrenador de Millonarios

Cuando el ‘Pecoso’ fue entrenador de Millonarios…

Cortesía de foto: El Tiempo

Por: Cristian Echeverri Hace 3 años

Cuando el ‘Pecoso’ Castro fue técnico de Millonarios un manto de ilusión se cernió sin freno en la hinchada ‘Embajadora’. Con su temple y experiencia, su equipo tuvo un arranque de torneo de ensueño que, ante todo pronóstico y cálculo, tuvo un final de frustración de las más recordadas de los últimos decenios.

Sucedió en 2005. El ‘Pecoso’ arribó al banquillo ‘Embajador’ para tomar el lugar del serbio Dragan Miranovic, que fue destituido tras sumar apenas una victoria en las primeras nueve fechas. Aquel equipo tenía a Gabriel Fernández, José Moreno y Rafael Robayo como sus máximos referentes. Fue un semestre de transición para Castro, que de todas formas no pudo clasificar al equipo a la ronda de cuadrangulares y apenas pudo conseguir tres victorias más a lo largo del certamen. Eran tiempos de crisis.

Ese hálito de un equipo decaído parecía disiparse en el segundo semestre. Ya con un equipo armado por él mismo, el Millonarios de ‘Pecoso’ Castro tuvo un arranque soñado con seis victorias consecutivas en línea que daban para prever que la clasificación se lograría sin angustias. El ‘Embajador’ sumó triunfos frente a Envigado, Boyacá Chicó, Huila, Deportes Tolima, Pereira y Medellín, con Gabriel Fernández como principal figura.

Pero entonces llegó un punto de quiebre. Era el 6 de agosto de 2005 y Millonarios visitó al Junior de Barranquilla en el Metropolitano por la séptima jornada. El duelo empezó adverso: el Junior se adelantó con dos goles del defensor Edgar Zapata, pero el ‘Embajador’ reaccionó y logró el empate con doblete de Gabriel Fernández. Incluso se puso ganador antes de finalizar el primer tiempo con tanto de Andrés Bustamante. Parecía que consumaría la séptima victoria en línea del equipo capitalino.



Sin embargo, en la segunda etapa el cuadro local con tantos de Martín Arzuaga y Freddy Arrieta en los últimos minutos del partido. No sólo fue la primera derrota en aquel torneo, sino que demarcó el punto de inflexión de lo que terminó siendo una debacle futbolística.

Millonarios sumaría apenas una victoria más, frente al Deportes Quindío en El Campín, y de arrancar como líder terminaría cayendo de manera consecutiva frente a rivales como América de Cali, Independiente Santa Fe, Once Caldas, entre otros y acabaría en la décimo cuarta posición lejos de la opción de clasificar.

Han pasado más de 10 años de aquel Millonarios del ‘Pecoso’ Castro que se quedó sin explicaciones frente a esa campaña. Aún cuesta entender lo que sucedió. Mientras se adujo una interna en el grupo que terminó por desbancar al entrenador manizaleño al terminar el año, otros entendieron que hubo razones futbolísticas y que ese equipo se cayó cuando tuvo que enfrentar a los más avezados adversarios.

En total, ‘Pecoso’ Castro estuvo durante 27 partidos en el banquillo ‘Embajador’ y Millonarios logró apenas 10 victorias a su mando, sin lograr clasificaciones a las rondas finales.

Ahora es el turno de que el ‘Pecoso’ vuelva a hacer rival, como lo ha sido durante tanto tiempo, incluso como técnico del Deportivo Cali. Allí su saldo es favorable frente al ‘Embajador’.

Basta recordar los últimos duelos: aquel 5 a 1 en Palmaseca en la era de Ricardo Lunari y la posterior eliminación por penales en la fase de semifinal. Sin olvidar también que el entrenador manizaleño, siendo técnico ‘azucarero’, le arrebató a Millonarios el título de la temporada 95-96.  Al ‘Pecoso’ suele irle bien frente a Millonarios, pero Rubén Israel espera cortar esa tendencia.

FUTBOLETE CUENTA CON EL APOYO DE: