Cinco momentos memorables de Máyer en Millonarios

Bogotá diciembre 16 de 2012 Millonarios campeón de la copa Postobón los hinchas celebran el triunfo en el parque Simón Bolivar

Máyer le dijo adiós a su ciclo con Millonarios y de su paso por el ‘Embajador’ quedarán para la posteridad varios goles, jugadas y momentos que contribuyeron a que el equipo recobrara etapas de triunfos. Fueron dos pasos por el club. El primero interrumpido abruptamente por aquel suceso de 2003 en que arrojó la camiseta al piso luego de insultos de un sector de la hinchada que reclamó un penal fallado ante Centauros y que privó al equipo de Norberto Peluffo de clasificar a la final de ese torneo. El segundo, con dos títulos, 23 goles y decenas de asistencias: una era de reivindicación.

El ’10’ regresó a Millonarios, prometió salir campeón y lo logró. Su nombre ya está en la historia del club y para muchos está inscrito con el rótulo de ídolo. Resistido por algunos y adorado por casi todos, Máyer dejó tardes y noches memorables de fútbol con la camiseta ‘Embajadora’ e hizo de su figura una insignia del último lustro de la institución. Recordarmos sus momentos más especiales con la camiseta albiazul, una que no fue la que lo hizo grande en el fútbol colombiano, pero con la que se sintió identificado.

5. Los goles ante el Deportivo Cali: el club de sus amores

Fueron tres goles recordados ante el Cali. El primero fue el 20 de abril de 2003. El Millonarios de Peluffo recibió al Cali de Javier Álvarez y lo venció por 2 a 1. Máyer abrió el marcador con un soberbio zurdazo que se clavó en un ángulo y Julián Tellez aumentó el marcador. Para el cuadro ‘Azucarero’ descontó Giovanni García de tiro libre.

Después vinieron dos tantos más frente a su exequipo, ya en su segundo ciclo con el ‘Embajador’. Uno fue el 18 de septiembre de 2011 cuando Millonarios derrotó por 3 a 1 al Cali en El Campín. Máyer cerró la cuenta gracias a un golazo, engañando a la defensa visitante con un amague y lanzando un remate cruzado que sentenció la victoria. Pedro Franco y Edinson Toloza anotaron los tantos restantes, mientras que en el visitante marcó Breiner Belalcazar.

Y el último, que sigue en la retina, fue aquel que decidió un 3 a 2 agónico en favor del Millonarios de Lunari en las semifinales de la Liga Águila anterior. Máyer le dio un tinte histórico a un encuentro lleno de condimentos. El ‘Embajador’ se puso en ventaja primero con anotación de Fernando Uribe, pero el Cali remontó gracias a Miguel Murillo, primero, y luego a Andrés Pérez. El mismo Uribe empató el duelo y  Candelo sentenció la victoria con otro golazo.

4. Triunfo en Barranquilla tras 9 años con gol de Máyer

El Millonarios de Richard Páez arribó al Metropolitano con una racha de más de una década sin vencer al Junior. Fue el 8 de abril de 2012, cuando Máyer marcó un golazo de tiro libre que abrió el marcador, que terminó por 3 a 1. Humberto Osorio Botello y Erick Moreno sentenciaron el marcador que rompió esa brecha y acercó al equipo al grupo de los ocho.

3. El gol 100 en un clásico capitalino

Con la camiseta de Millos, Máyer alcanzó el gol 100 de su carrera y lo consiguió en un clásico ante Independiente Santa Fe. Fue el 6 de abril de 2013 y el partido terminó por 3 a 1. Wason Rentería marcó doblete y el ’10’ marcó el centenar de tantos en su carrera.

No fue ese su único gol ante Santa Fe. Uno de los más recordados lo consiguió en 2012, cuando el equipo de Hernán Torres remontó en un clásico que empezó perdiendo con anotación de Yulián Anchico, luego Wason Rentería se encargó de igualar el partido y en el último respiro, Máyer empalmó un zurdazo que se clavó en un ángulo del arco defendido por Camilo Vargas. Ese resultado afianzó al ‘Embajador’ en el liderato del campeonato en el que alcanzaría la estrella 14.

2. Un gol de título

Millonarios cortó una racha de 23 años sin ningún título local cuando consiguió la Copa Postobón de 2011 y Máyer Candelo anotó el gol que entregó el campeonato. El partido de ida se jugó en Tunja y Millonarios derrotó por 1 a 0 al Boyacá Chicó, con anotación de Rafael Robayo. En la vuelta, Máyer Candelo sentenció la serie al marcar el único tanto del duelo en El Campín.

1. El día en que se cumplió un sueño

Cómo olvidarlo. El 16 de diciembre de 2012, Máyer y todo un grupo de jugadores y cuerpo técnico quedaron inscritos de forma indeleble en la historia de Millonarios, al romper 24 años sin títulos del torneo local. Candelo regresó con la promesa de ser campeón y consiguió reivindicarse. Sus pases magistrales, su particular manera de entender el fútbol, su valentía para volver a pesar de la resistencia de la hinchada y su liderazgo tuvieron una recompensa inigualable.