En la octava fecha de la Liga Águila 2019–1, Brayan Perea fue la salvación de Independiente Santa Fe: el delantero marcó el gol que evitó que el León terminara con los bolsillos vacíos contra Águilas Doradas.

El Cardenal perdía 1–2 con Rionegro y parecía que ese sería el resultado final del partido, pues ya caía el telón en el estadio El Campín. Sin embargo, cuando transcurría el minuto 90 y 1 de adición, el caleño convirtió la anotación del 2–2 definitivo. Luego de la asistencia de Ómar Pérez, Coco Perea remató desde afuera del área con el pie derecho y a pesar del estirón del arquero Juan David Valencia, el balón se metió en la portería del elenco antioqueño.

Artículos relacionados:

*Key Granda motiva a José Moya

*Liga Águila 2019–1: tabla de clasificación, últimos resultados y programación de la fecha 9

Pero el atacante no solo impidió que Águilas Doradas volara de la capital del país con los 3 puntos, además acabó con su increíble sequía de tantos: Brayan no conseguía un gol oficial desde el miércoles 28 de octubre del 2015, en la derrota 2–1 de ESTAC Troyes ante Lille Olympique SC, por Coupe de la Ligue (fue su única anotación en la segunda categoría del balompié francés).

Dicho antirrécord duró 3 años, 4 meses y 3 días, razón por la cual, como no podía ser de otra forma, la celebración del Coco por su primer tanto en el Fútbol Profesional Colombiano con Independiente Santa Fe fue eufórica.