El Pecado Permitido. Violencia en el Fútbol

Indonesia, Argentina, Colombia, México y los países que no han podido poner un control a los violentos, a aquellos que se hacen llamar los dueños del fútbol y de fútbol no tienen nada.

Es un tema tan maleable y tan poco confiable, que ya no genera miedo, ya se volvió parte de nuestro mal llamado ‘folclore’. La violencia parece una hierba mala que se extiende sin piedad por las fauces del fútbol mundial. Indonesia, Argentina, Colombia, todos protagonistas y virales en las redes sociales, por penosos episodios que lideran los supuestos hinchas, los que se hacen llamar “Indispensables, únicos, los más de más”, pero que al final no suma ni aporta nada a lo que tanto aman, supuestamente.

Las autoridades a nivel global prefieren pasar la bola entre todos, para otorgar responsabilidades y lavarse las manos, en un tema que no solo está haciendo perder seguidores, sino que también ha llegado al punto de ser considerado como un factor fundamental en el declive del ‘Deporte Rey’, una caída que es progresiva y que a veces pareciera impulsarse por más y más episodios. Lastimosamente pasamos de una violencia intangible, con palabras, expresiones y gestos, a la vergonzosa realidad: cada vez que hay un choque de hinchas en fútbol, el balance tiene heridos o personas fallecidas.

¿Hasta cuándo se les dará tanto campo para seguir delinquiendo y haciendo de las suyas? Porque al final del día es lo único que es de ellos. Se apropiaron del concepto de ser los más importantes en el contexto del fútbol, pero no entienden que eso solo es para los hinchas; una palabra, idea o adjetivo que está muy lejos de lo que en realidad representan estos grupos que al final del día, en un gran margen, no se saben ni el once inicial de su equipo. “El equipo de sus amores”, supuestamente.

Colombia ha vivido algunos capítulos para el olvido, pero los más recordados y que deberían servir de ejemplo para los más jóvenes, se remontan al año 1989 y 1994. El primero de estos, fue el escenario del nefasto y cobarde asesinato cometido contra Álvaro Ortega, un juez central que tomó decisiones futbolísticas dentro de la cancha y el narcotráfico prefirió silenciar y apagar, solo porque no se cumplieron los caprichos de la élite criminal en el país.

En 1994 asesinaron a un ídolo del equipo más importante del país. Andrés Escobar cometió un error y su vida fue apagada, sin importar la familia, sin medir el impacto que esto podría tener y sobre todo por la desgracia de perder a una persona y un profesional, que con trabajo duro, se ganó un puesto en la Selección Colombia y logró cumplir su sueño; el mismo que por no ejecutarlo a la perfección, fue la razón suficiente para despedirse para siempre.

Y así, el fútbol es una radiografía de la sociedad. Violencia desmedida, autoridades que no saben cómo reaccionar o simplemente no tienen los recursos para hacerlo, las autoridades del fútbol relegando responsabilidades a diestra y siniestra; y lo más grave, las vidas de muchas personas se siguen perdiendo en el mar de la indiferencia, la indiferencia de actuar para prevenir y la de la reacción, que es donde más crudos nos vemos en el tema.

Cómo dijo el Diego: La pelota no se mancha… Seguiremos viendo este tema tan peculiar y negativo para el mundo del fútbol. Un tema, que es más un problema que ha ido evolucionando para mal, con el pasar de los años. Un problema, que se puede convertir en una crisis social y hasta podría desencadenar en decisiones que puedan afectar al espectáculo.

¿Alguien puede pensar en las familias y sobre todo en los niños que tienen que ver este tipo de situaciones? Tal vez, en su primera ida a la cancha auspiciada por un padre o una madre que trabajaron duro para conseguir la boleta, y que al final no quiera volver más porque se llena de miedo. Puede pasar y lo he visto en algunas canchas de mi país.

¿Cuál debe ser el paso a seguir de los hinchas?, ¿Quién asume las responsabilidades sobre estos actos delictivos?, ¿Cuáles son las autoridades a cargo de identificar, denunciar, condenar y vetar del fútbol a este tipo de personas?… La pregunta no puede ser pregunta, sino más bien una invitación a que reaccionemos a tiempo, antes de que  esto nos sobrepase y se nos lleve lo más lindo del mundo: el fútbol.

Seguiremos Futboleteando para saber qué está pasando con nuestro amado fútbol.

Para más contenido, noticias y entretenimiento, descarga nuestra App de Futbolete desde la PlayStore para Android o la AppStore para iOS

Siguiente